Una gatita deja la casa donde no la cuidaban para salvar a sus hijos y llevarlos con su héroe

Brian Sheppard es el encargado de un concesionario de automóviles. Brian siempre ha sido un gran amante de los animales, pero nunca se había imaginado que conocería a quien se convertiría en su mascota vagando hambrienta por las afueras de su oficina.

La gatita fue rescatada de las calles de Pocola en Oklahoma, Estados Unidos.

Una linda gatita de color blanco llegó al concesionario muy asustada y en aprietos. La pequeña tenía una lata atascada en su cabeza y no paraba de maullar en un desesperado intento de pedir ayuda. Uno de los vendedores la escuchó y acudió de inmediato. El amable hombre ayudó a la gatita y le quitó la molesta lata de su cabeza, pero como se encontraba tan asustada salió corriendo rápidamente de allí.

Los bordes afilados de la lata había lastimado un poco el cuello de la gatita.

El hombre le comentó sucedido a Brian, así que él decidió caminar un poco por la zona. Después de mucho buscar logró dar con la gatita y se dio cuenta de que la pequeña estaba sumamente delgada.

“Entré a la cocina y le di el pollo que no me había comido durante el almuerzo”.

La linda gatita parecía no haber comido en días. Pero lo que más impresionó a Brian fue darse cuenta de que era una mamá. Se notaba que había estado amamantando. Fue entonces cuando Brian supo que por mucho que quisiera ayudar a la gatita no podría llevarla consigo, ya que eso significaría poner en riesgo la vida de sus gatitos.

“Fui a una tienda cercana y compré algunos platos, comida y una cama para gatos. Le dejé la cama afuera con unas toallas”.

Brian decidió llamarla Sophie. Ambos se convirtieron de inmediato en mejores amigos y Sophie lo visitaba todos los días. Una semana después Brian se encontraba en camino a su trabajo cuando encontró a Sophie entrando a una casa. Él entró y no dudó un segundo en decirle al dueño de la casa que le gustaría adoptarla.

El dueño de la casa y su hija habían adoptado a Sophie tres mes antes, pero no le daban los cuidados básicos.

El dueño parecía contento con la idea de que se llevaran a todos los gatos de allí, pero su hija parecía más encariñada con los gatos y no le gustaba la idea. Brian prefirió que llegaran a un acuerdo antes de tomar cualquier decisión así que les dio su número, pero ellos nunca volvieron a contactarlo.

Después de ofrecerse a adoptar a los gatitos, Brian no los vio durante más de una semana.

Cuando comenzaba a perder las esperanzas de volver a ver a la linda gatita, Sophie lo sorprendió y llegó a la tienda con una sorpresa muy especial. Había llevado a sus dos gatitos para que Brian los conociera.

“Vi a Sophie en mi automóvil con dos gatos. Los había llevado para que pudieran comer”.

La decisión estaba tomada, Brian buscaría un hogar en donde estos gatitos nunca tuvieran que sufrir por falta de comida. Uno de los empleados del concesionario decidió adoptar a los dos gatitos, pero Sophie estaba destinada a otra familia. Después de varias semanas Brian se había encariñado mucho con la gatita así que decidió hablar con su esposa sobre la posibilidad de adoptarla de manera definitiva.

“Mi esposa sufre de terribles alergias. Pero cuando le dije lo encariñado que estaba con Sophie decidimos intentarlo”.

Love Meow

Ahora Sophie y Brian son completamente inseparables. La amorosa gatita siempre se muestra muy agradecida con el hombre que le salvó la vida a ella y a sus gatitos.

Te invitamos a compartir la linda historia de estos amorosos gatitos.

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!