Gatita sin hogar se roba el corazón de una familia y se convierte en una belleza felina

Que una mamá gatita abandone a sus crías es algo que ocurre aunque cueste comprenderlo. Si bien estos animalitos son excelentes madres por naturaleza, en raras ocasiones parecen desentenderse por completo de uno o varios de sus gatitos bebés.

Esto se debe a varios factores, algunos pueden ser físicos por parte de la madre o de sus crías; que  no sepa cómo cuidarlos o alimentarlos por lo que optará por abandonarlos; o simplemente le hará caso a su instinto en caso de tener una gran camada y apostará por salvar a los que considere más fuertes.

La gatita abandonada conquistó el corazón de sus rescatistas

gatita

Lamentablemente, ante esta situación siempre habrá un minino afectado que necesitará de ayuda para poder sobrevivir.

Esta es la historia de Millie, una adorable gatita que fue abandonada en una granja y rescatada por una pareja que afortunadamente, logró escuchar sus pequeños pero desesperados maullidos.

La pequeña peludita fue rechazada por su madre.

Kyle, un granjero de Indiana, y su compañera Claire, fueron quienes rescataron a la gatita.  La pequeña bola de pelos se dirigió tiernamente hacia ellos cuando los vio, rogaba ayuda y la pareja estaba dispuesta a dársela.

Al verla tan pequeña Kyle y Claire decidieron esperar un rato con la esperanza de que la madre apareciera, si bien la madre gata llegó no mostró ningún interés en la cría.

La pareja desde el primer momento supo que debían ayudarla.

Evidentemente la gatita había sido abandonada y les suplicaba con su tierna mirada que se la llevaran a casa. Al respecto Claire dijo:

“Ella caminó hacia nosotros, temblando y no dejó de seguirnos”.

Con mucho cuidado envolvieron a la gatita en una manta y la trasladaron al veterinario, durante el trayecto la minina no dejaba de ronronear mientras abrazaba a sus nuevos padres. Desde el primer momento demostró ser una gatita muy amorosa.

Tras un exhaustivo diagnóstico el veterinario determinó que tenía cerca de tres semanas de nacida, estaba bien de salud pero necesitaba ser alimentada con biberón y supervisión constante las próximas semanas.

Los primeros días lucía muy indefensa pero poco a poco fue recuperando fuerza.

Adoptar un gatito o una gatita bebé conlleva una gran responsabilidad, se necesita de tiempo y recursos para ayudarlos a sobrevivir.

Antes de dar el gran paso es necesario que sepas que un gatito bebé come cada 2 o 3 horas durante sus primeras semanas de vida. Claire y Kyle estaban conscientes de ello, así que decidieron hacer turnos para cuidar a la gatita.

Millie encontró en los brazos de la pareja el lugar perfecto para descansar.

Los primeros días, Millie lo único que hacía era dormir, pasaba la mayor parte del tiempo acurrucada en los brazos de sus padres.

Cada día que pasaba la pareja estaba más seguro que lo mejor que pudieron hacer fuer darle una nueva oportunidad. La minina no dejaba de cautivar sus corazones, era la peludita perfecta y el miembro consentido de la familia.

Millie no era la única mascota de la casa, compartía con una perrita llamada Sadie y un cachorrito llamado Boone.

Si bien la pareja al principio estaba preocupada sobre la convivencia de los tres peludos, afortunadamente se llevaron muy bien desde el primer día que se conocieron.

Millie jugando con Sadie cuando solo tenía unas semanas de nacida.

Sadie encontró en Millie una hermanita menor a quien proteger y el travieso Boone, una nueva compañera de aventuras. Todos disfrutan pasar tiempo juntos y tener la atención de sus padres.

Ya han pasado varios meses desde que la pequeña gatita fue rescatada y hoy día es una adorable felina completamente sana y feliz, ama escabullirse, escalar y jugar con todo lo que este a su alrededor.

“Ella es un torbellino de energía”, dijo Claire.

La gatita tuvo un pasado difícil pero hoy día disfruta de una nueva vida al lado de personas que nunca dudaron en ayudarla.

Sin duda, la gatita los eligió para que fueran su familia y ellos no pueden estar más felices de tenerla en casa.

“Millie se mete en todo, pero la amamos. Cuando se tranquiliza y se pone tierna, nos recuerda la suerte que tenemos de tenerla. Ha encontrado su camino en nuestros corazones y en nuestro hogar”, dijo Claire.

La naturaleza en sabia y el instinto de supervivencia puede hacer que una gata rechace a una o varias de sus crías en beneficios de los demás. Por suerte, siempre habrá personas responsables dispuestas ayudar y transformar la vida de los más vulnerables.

Como Millie, hay muchas gatitos abandonados, no dudes en ayudarlos y conviértete en ese puente de luz amor que tanto necesitan.