Vivió mucho tiempo en una caja de cartón – Ahora descubre lo que significa permanecer abrigado

Para algunas personas mudarse implica dejar muchas cosas atrás, una especie de selección y descarte a la hora de embalar, sin embargo, cuando se decide tener una mascota, llevársela no debe ser una opción sino una prioridad.

Desafortunadamente, Marcy, una pequeña gatica no corrió con esa suerte, sus antiguos dueños la dejaron a la deriva aguantando frío y hambre.

Abandonada, Marcy no tiene más opción que una caja desgastada.

En la calle y sin una familia que velara por ella, la dulce gatica encontró refugio en una caja de cartón en el patio de una casa, ahí vivió por mucho tiempo hasta que finalmente, un alma bondadosa tuvo piedad de Marcy.

Después de tanta penumbra, llega la luz para la tierna gatica.

Fue Rebeca McGin quien supo de ella después que su hermano le contara que en su patio había un gato, le llamó la atención la historia y decidió acercarse a donde estaba Marcy. Lo que pasó después fue amor a primera vista.

«Decidí adoptarla porque estaba dentro de una caja de cartón empapada, temblando y con los ojos doloridos. Tan pronto como me vio, fue muy dulce y cariñosa”.

Al tomarla en brazos su nueva dueña se dio cuenta que estaba en peores condiciones de lo que parecía, en vista de su situación decide llevarla al veterinario, le diagnosticaron problemas en los ojitos, neumonía, infección pulmonar, gusanos, y una grave infección en la piel que provocaba que su piel se cayera en grandes proporciones.

Con amor y paciencia, Marcy logró recuperarse y se encontró con personas que valoraron su presencia.

 

Después de ese diagnóstico, todos sabían que la recuperación seria lenta, eso no desanimó a Rebeca para que le hiciera un espacio en su casa, aún más, en su corazón.

Entre colchas y abrazos cariñosos, Marcy se va sintiendo cada vez mas cómoda.

Todos en su familia la quieren, la hacen sentir lo que es vivir en un lugar agradable y cálido, Marcy dejó  atrás esas cajas de cartón que de una u otra forma la protegieron para acurrucarse cómodamente en las colchas de Rebeca.

«Lo que más ama es estar conmigo y con mi pareja acurrucada. Ella está 100% obsesionada con las mantas y la gente. A ella le encanta estar metida y cubierta. ¡Está en cama o en una manta suave el 99 por ciento de las veces!”

The Dodo

Después por todo lo que pasó, Marcy se muestra muy confiada, ahora disfruta plenamente de su nuevo hogar. Las vivencias del pasado fortalecieron su carácter y sensibilizaron su corazón. Qué bueno por esta familia que se asegura de que este feliz por el resto de sus días.

No dudes en compartir la nota, así todos sabrán que a pesar de las dificultades los momentos buenos siempre son más y se disfrutan mejor. !Así como ahora lo hace Marcy!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!