Este gatito quedó atrapado en un lugar imposible, pero supo cómo pedir ayuda

Janine Dawson estaba caminando como de costumbre por su vecindario en Manchester, Inglaterra, cuando de la nada comenzó a escuchar unos maullidos de desesperación que venían de un lugar cercano.

Ante tan desgarradores sonidos, ella buscó lo más rápido que pudo la fuente de aquel llamado. Preocupada, descubrió que se trataba de Simba, el gato de los vecinos. Pero lo realmente sorprendente era el lugar en el que estaba atrapado, justo en medio de dos casas.

Simba, el gato de la vecina, estaba en problemas

De alguna manera, el travieso gatito quedó atrapado entre la división de las dos casas y al darse cuenta de que estaba tan atorado comenzó a pedir ayuda. Si no fuera por que su vecina lo encontró, no habría parado de maullar toda la noche el pobrecito.

Viendo la gravedad del asunto, Janine contactó al RSPCA, esperanzada de que alguien encontrara una forma de sacar al felino de su angustiosa situación.

La visión del gato en aquel lugar era impresionante

Pero nadie estaba preparado para aquellos desgarradores sollozos. Cuando Emma Pollard y Nichola Waterworth, dos trabajadores del RSPCA, llegaron al lugar del reporte, quedaron impresionados; incluso se preguntaron si llegarían a tener herramientas necesarias para ayudar al pobre gatito.

«Llegó un punto en el que temí que no lográramos zafarlo», contó Emma.

Emma intentó liberar al gato metiendo su mano en el hueco y tirando al minino, pero el espacio era muy angosto y tras algunos intentos fallidos contactaron a los bomberos del Heywood Community Fire Crew para que estos expertos los auxiliaran.

Por más que todos intentaran alcanzarlo el espacio era extremadamente angosto

El plan de los bomberos fue mover algunos de los bloques para tener más acceso al lugar en el que estaba atrapado el pequeñín, pero de un momento para otro Simba tuvo un arranque de energía y logró él solito moverse un poco hasta ponerse al alcance de los bomberos, quienes finalmente lograron tirar de él y liberarlo de aquel espacio.

Por suerte los bomberos llegaron a tiempo

El valiente gatito no dejó de maullar durante todo el rescate para dejar saber a sus rescatistas que estaba bien, lo más impresionante fue que gracias a su perseverancia él logró salir de aquel lugar.

En el preciso instante Simba encontró las energías para arrastrarse un poco más

Una vez libre, el gatito se mostró un poco cansado, así que lo llevamos al hospital animal Greater Manchester del RSPCA para que revisaran al pobrecillo.

«Los rescates con un final feliz son los mejores porque así podemos reunir a una mascota amada con su dueño», dijo Emma.

La dueña de Simba, Sania Anwar, estaba trabajando cuando ocurrió el rescate y no fue hasta que llegó a su casa que se encontró a Janine esperándola en la puerta con la increíble historia.

Todos estaban muy contentos, lo que parecía imposible se logró

Por supuesto, la mamá del gatito salió volando al hospital a buscar a su querido Simba. Cuando se lo entregaron le emocionó saber que su querido animal había salido ileso de aquella situación.

Pero nadie estaba más feliz que Simba, reuniéndose nuevamente con su querida dueña

RSPCA

Nuestras mascotas viven sus propias aventuras cuando salimos de casa, Simba tuvo mucha suerte de encontrarse con aquella vecina y con todas esas personas que lo salvaron. Quizá esta vez haya aprendido la lección el pequeño travieso.

¡Te invitamos a compartir esta historia con otras personas para que siempre ayuden a las mascotas de sus vecinos cuando estén en apuros, después de todo durante el día muchas quedan desamparadas mientras sus dueños trabajan!

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!