Gatito con «un cromosoma extra de amor» que fue rechazado por todos, conoce por fin el amor

Nada es más bello que la Naturaleza y los seres que la conforman. Así lo demuestra un gatito llamado Monty que ha conquistado a todos con su singular belleza, única y especial, pese a que en un inicio de su vida fue dejado desamparado.

Monty es un gatito que padece Síndrome de Down

Gatito

Mikala y Michael son una pareja que quedó prendada del hermoso rostro de un gatito en un refugio. Nunca habían visto a un felino tan encantador, en especial por su particular naricita sin hueso. De inmediato, decidieron sumarlo a su familia y lo adoptaron.

Gatito

Hasta ese entonces, este felino originario de Copenhague, Dinamarca, solo tenía 3 años y no había conocido el lado bueno de la vida.

Vivía en un refugio de animales en donde compartía habitación con un felino al que no le agradaba y siempre buscaba pelear con él; sin embargo, Monty tiene una personalidad pacífica y ama todo lo que le rodea por lo que no cayó en provocaciones.

El gatito conquistó a Mikala y Michael con su personalidad

La verdad detrás de la apariencia única de Monty es que, nació sin puente nasal debido a una alteración cromosómica. La pareja lo llevó consigo a su nuevo hogar y, además, decidieron crearle un perfil en las redes sociales para crear consciencia sobre su condición.

Sus nuevos padres simplemente quisieron compartir con los demás la belleza del felino y, cuando menos lo esperaron, se convirtió en toda una sensación de las redes sociales, alcanzando miles de seguidores de todo el mundo.

Pero, más allá del furor en las redes, la familia de Monty quiere que el peludo sea un embajador de todos aquellos animalitos especiales y “torcidos”, que lucen diferentes al resto pues no por eso son menos fascinantes.

“Queremos alzar la voz por todos esos gatos que no pueden verse perfectos a los ojos de todos. Queremos llamar la atención sobre el hecho de que verse diferente no significa que no puedas ser fantástico”, afirma la pareja.

La condición de Monty le hace estornudar con mayor frecuencia y en ocasiones orina sin darse cuenta; pero fuera de ello es un gatito completamente normal, incluso tiene más energía y felicidad para dar.

Nació con un cromosoma extra de amor

Monty se adaptó perfectamente a su nuevo hogar. Comparte la casa con dos hermanos felinos que también fueron adoptados y su pasatiempo preferido es ver a los pajaritos que visitan el jardín de su casa.

El gatito ama dormir y inventa miles de excusas para que sus humanos vuelvan a acurrucarse con él

Aunque ama a sus hermanos, lo cierto es que le encantan los perros y cada día se acerca a la calle con la esperanza de poder hacer un nuevo amigo perruno, o simplemente poder verlos pasar caminando.

El alimento preferido de Monty son las galletas de jengibre. No obstante, debe llevar una dieta estricta para evitar problemas en sus riñones, así que deben mantener todas las galletas resguardadas para que no pueda descubrirlas y devorarlas.

Pero, de todo, lo que más ama Monty es a su papá Michael; se ha convertido en su bebé mimado y no puede dormir sin estar acurrucado entre sus brazos o piernas.

“¡Actúa como un gatito bebé! Es extremadamente dependiente de nosotros, ¡pero definitivamente es un niño de papá! Cuando adoptamos a Monty por primera vez, no teníamos idea de que un gato podría volverse tan apegado a un humano. Todas las noches debe dormir sobre las piernas de Michael, o en sus brazos, y se niega a irse a la cama si no hay una manta”, narró Mikala.

Por fin es feliz


Cada día Monty vive una nueva aventura y, al mismo tiempo, es una fuente de inspiración para todas las personas que conocen su hermosa historia.

No cabe duda, siempre hay una luz al final del túnel. La belleza tiene muchas aristas y cada una de ellas es especial ¡celebremos la diversidad con Monty!