Captan a los policías que se acercaron al perezoso que se negaba a moverse en una carretera

Cada vez más, los seres de la naturaleza reclaman su espacio arrebatado, como hizo un perezoso extremadamente tierno y peludo, en Quevedo, Ecuador. El pequeño estaba en medio de una concurrida carretera y parecía que nada lo haría salir de ahí.

El perezoso llamó la atención de todo el mundo con su aparición

Perezoso

En el inicio de los tiempos la naturaleza reinaba y todos los seres de ella podían desplazarse a sus anchas, por donde quiera que desearan pues no había depredadores que lograran destronarlos de su hábitat. Hasta que, poco a poco, los humanos se expandieron a diestra y siniestra, llenando su espacio de construcciones y carreteras.

Los perezosos alcanzan a medir hasta 75 centímetros y se encuentran en peligro de extinción

Perezoso

Ecuador es uno de los países con mayor diversidad en el mundo y es que su posición le hace ser un lugar sumamente habitable por distintos animalitos. Sin embargo, la mayoría de ellos ha tenido que dejar su hogar a causa de la civilización.

Pero en la naturaleza también hay animales intrépidos y valientes, que alzan su voz para defender su territorio.

Y esto fue lo que presenciaron los oficiales de la Comisión de Tránsito de Ecuador (CTE), cuando atendieron un llamado poco habitual sobre un acontecimiento en una carretera.

En el sitio los oficiales se encontraron con un travieso perezoso aferrado a uno de los extremos de la carretera. Prácticamente estaba abrazado a un trozo de metal, probablemente aterrado por el ruido del paso de los múltiples vehículos que circulaban por la carretera.

El esponjoso perezoso estaba inmóvil sobre el trozo de metal de la carretera

El pequeño estaba tan aferrado que los oficiales tuvieron que sujetarlo cuidadosamente, sin causarle ningún malestar, para después subirlo al vehículo policial y trasladarlo hacia una clínica veterinaria en donde se pudiera verificar su estado de salud.

“En Los Ríos, colaboramos con un hermoso perezoso que pretendía cruzar el anillo vial de Quevedo”, compartieron los oficiales a través de sus redes sociales.

Los ojitos del perezoso solo transmitían ternura y belleza

Lo que jamás imaginaron los oficiales de policía es que las bellas imágenes del perezoso en la carretera se harían virales en todo el mundo, pues miles de internautas quedaron enamorados al instante de su inocente mirada.

El veterinario al que los oficiales llevaron al perezoso confirmó que se encontraba perfectamente, solo un poco aturdido por la velocidad de los vehículos. Por lo que las fuerzas del bien pudieron proseguir con el rescate del animalito.

La nueva misión de los oficiales era trasladar al perezoso a un lugar seguro, dentro de su hábitat natural, para que no volviera a pasar por la amarga experiencia de quedar atrapado en medio de la carretera, corriendo el riesgo de ser lesionado.

“Agradecemos a todos por su preocupación. Les comunicamos que el perezoso rescatado por nuestros uniformados fue revisado por un veterinario, el mismo que determinó que estaba en óptimas condiciones para ser devuelvo a su hábitat. Seguiremos apoyando este tipo de causas junto con la colaboración de la ciudadanía”, informaron los oficiales.

Los internautas reconocieron y celebraron la acción de estos oficiales de policía que dejaron todo para ayudar al perezoso, creando sus propios protocolos de empatía con los seres vivos de la naturaleza que tanto lo necesitan.

“Muchísimas gracias por su acto. Siempre es bueno ayudar a todo el mundo, incluyendo a los animalitos que no tienen voz y que no se saben defender. Qué Dios los bendiga”, comentó un usuario de las redes sociales, desde Chicago, Estados Unidos.

¿Cómo no aplaudir acciones como estas? Gracias a la pronta intervención de los oficiales el perezoso se encuentra a salvo y no tuvo ningún incidente; ha vuelto a su hogar y, sobre todo, sabe que en la caótica civilización aún existen personas preocupadas por su bienestar.

Cada día tienes la oportunidad de convertirte en un héroe sin capa de un animalito necesitado, lo mismo de un perrito e incluso de un perezoso ¡nunca los ignores y protégelos, la madre Naturaleza te lo agradecerá!

Más noticias sobre: