Gatita diminuta encontrada en un patio le demuestra a su salvador con cáncer que juntos vencerán

Un buen hombre de Las Vegas descubrió un gatito recién nacido en su patio delantero. A unos metros de distancia, encontró a sus hermanos que lamentablemente no lo lograron. La mamá gata no estaba por ningún lado y el único superviviente necesitaba cuidados intensivos.

Enlaces patrocinados

Nikki Martinez, una rescatadora y protectora de TNR con sede en Las Vegas, se ofreció de inmediato a llevarla. Ella y su esposo han pasado la última década rescatando y ayudando a gatos y gatitos necesitados. En ese momento, el esposo de Nikki estaba pasando por un diagnóstico de cáncer, pero la pareja no dudó en ayudar.

Rocky fue la única que logró sobrevivir de su camada

Llamaron a la gatita Rocky y la niña sobrevivió su primera noche con la barriga llena, en la comodidad de una incubadora. La pareja trabajó en equipo para alimentar a la gatita durante todo el día, asegurándose de que estuviera cálida y amada.

Nikki se levantaba cada dos horas por la noche para atender a la gatita durante la primera semana. Rocky ganó un apetito voraz y estaba cobrando fuerza y tamaño. Su padre de acogida la ayudaba al alimentarla con biberón siempre que podía, y Rocky nunca dejaba de ronronear.

A los 24 días de edad, Rocky se graduó con orgullo de su nido y se mudó a un mini corralito, donde pudo ejercitar los músculos de sus patitas. El pequeño paquete de pelusa estaba intrigada por todos los juguetes nuevos y trató de atraparlos a todos, a pesar de que todavía estaba un poco tambaleante.

Enlaces patrocinados

Le encantaba ser consentida como una princesita y exigía bocadillos durante todo el día. Mantuvo ocupada a su madre adoptiva y le ofreció el consuelo que tanto necesitaba cuando su esposo tuvo que someterse a una cirugía que le salvó la vida y fue un gran éxito.

La hermosa historia de Rocky no solo trata de una gatita que venció a la adversidad, también de cómo sirvió de apoyo a un hombre con cáncer

Una vez que el esposo de Nikki fue dado de alta del hospital, no podía esperar a ver a su pequeño orgullo y alegría, e insistió en reanudar algunas de las tareas de crianza.

Le dio a Rocky una botella y ella, feliz, engulló la comida. Fue un momento maravilloso de dos luchadores increíbles, animándose mutuamente.

Para este hombre, que luchaba contra un cáncer, el afecto de Rocky fue su sostén

Enlaces patrocinados

A las cinco semanas de edad, Rocky se convirtió en una pequeña gatita independiente. Descubrió su descaro interior y no tuvo reparos en mostrar su actitud felina. A medida que se volvió más juguetona y traviesa, comenzó a crear todo tipo de payasadas.

A Rocky le encanta jugar con el esposo de Nikki y lo sigue por la casa, persiguiendo sus pies. Ella se sienta junto a él para ofrecerle algunos ronroneos y aliento como para ayudarlo a sanar.

Rocky tardó un poco más en aprender a comer por su cuenta mientras disfrutaba de la botella con sus padres adoptivos. Cuando finalmente decidió comer como un gran gatito, Nikki y su esposo estaban muy orgullosos.

Enlaces patrocinados

Cuando llegue el momento de que Rocky extienda sus alas y vuele, quieren encontrarle el hogar perfecto para siempre que la aprecie a ella y a su actitud de diva. Después de un par de semanas de buscar la casa adecuada, Rocky hizo realidad su sueño. Ella se mudará con su familia para siempre la próxima semana.

Esta preciosa afortunada ya va en camino a una vida única

Esta historia no solo nos habla del rescate de una gatita, también de cómo la dulzura de un animalito puede contenernos, aún en los momentos más duros… ¡Comparte su anécdota!

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!