Un gatito con una extraña condición en la piel celebra que lo adoptaron junto a su mejor amigo

Georgina Price y su pareja no se sentían del todo seguros de adoptar una mascota nuevamente. Se encontraban todavía recuperándose de la partida de su viejo gatito llamado Herbie, pero cuando vieron la fotografía de un felino verdaderamente único sintieron que era una señal que les estaba enviando el destino. Se trataba de Toby.

Toby tiene seis años de edad.

Toby luce muchísimo mayor de lo que realmente es por una condición en la que su piel se ve mucho más holgada y arrugada. Toby sufre Astenia Cutánea Felina. En los humanos esto se conoce como Síndrome de Ehlers-Danlos y es un afección hereditaria en la que las articulaciones pueden estar muy sueltas y la piel hiperelástica.

Toby pesa casi seis kilos debido al exceso de piel.

Es un síndrome muy complejo que puede afectar de diferentes maneras, pero en el caso de este lindo gato se ha manifestado en su peculiar piel que lo hace lucir como alguien muy sabio y anciano.

“Su cuerpo no produce colágeno de manera correcta. No puede cicatrizar ni recuperarse de sus heridas con la misma rapidez que los otros gatos”.

Cuando Toby llegó a RSPCA se encontraba muy asustado. Afortunadamente, consiguió a quien se convertiría en su mejor amigo. Otro gatito llamado Quinton se dispuso a protegerlo y en cuestión de tiempo se volvieron inseparables. Ambos se encontraban muy afectados de salud y los veterinarios tuvieron que quitar todos dientes de Quinton para que lograra sobrevivir. Lograron sobrevivir gracias a la bonita amistad que entablaron.

“No sólo pudimos ayudar a salvar dos gatos con necesidades especiales sino que también logramos mantener a dos hermanos unidos”.

Cuando llegaron a su nueva casa, Quinton y Toby tardaron un par de semanas en aprender a confiar en sus nuevos padres. Pasaron los primeros días escondidos bajo la cama y se negaban a salir, pero con el paso del tiempo comprendieron que allí estarían a salvo así que comenzaron a celebrar y a ser muy amorosos.

“Cuando llegamos a casa nos están esperando en la ventana y corren a la puerta para recibirnos. Son muy divertidos”.

Ahora, se aseguran de que que la casa cuente con las mejores condiciones para que un gatito tan especial como Toby pueda llevar la mejor vida posible. Deben mantener sus uñas muy cortas para que no se haga daño y evitar al máximo cualquier pequeño rasguño.

Los gatitos y su familia viven en Stroud al oeste de Inglaterra.

Celebramos que estos dos hermosos gatitos encontraran el hogar que tanto necesitaban. Lo mejor de todo es que podrán permanecer unidos y seguirán cuidándose el uno al otro.

No te vayas sin compartir la curiosa historia tras la condición de este gatito tan único.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!