Gatito hambriento y sin hogar corre hacia un hombre en el camino suplicando ayuda

Hay personas que visitan varios refugios antes de elegir a la mascota “indicada”, pero hay mascotas que en cambio no necesitan mucho tiempo para saber cuando alguien ha robado su corazón y los convierten en sus compañeros por siempre. De esto no nos queda la menor duda, después de conocer la historia de Davy Gallant de Québec, Canadá.

Davy estaba de paseo con su hijo cuando un gatito rayado los sorprendió en la hierba y corrió hacia ellos.

Lo que parecía un paseo matutino se convirtió en un momento conmovedor que terminó con un nuevo integrante en la familia Gallant. El hombre vio al felino entre la grama pero estaba asustado, después de un rato el gatito llegó por su cuenta a ellos.

Esta no era la primera vez que emprendían un rescate de este tipo, en el pasado habían sacado de las calles a Cuscús. Este gatito murió de vejez después de estar casi 14 años con la amorosa familia.

Los Gallant están acostumbrados a ayudar, aunque no sabían si en esta ocasión el gatito se quedaría con ellos.

“Le dimos al animal unos minutos para que confiara en nosotros. Se vino corriendo y le ofrecimos un hogar (o trataríamos de encontrar uno). Si nos evitan, alertamos al refugio de animales local para que envíe a alguien a ayudarnos”, comentó Davy.

Al nuevo felino que encontraron en el parque decidieron llamarlo Barley. Una vez que lo llevaron a casa, Davy notó que el animal estaba infectado de pulgas, así que decidieron bañarlo de inmediato.

Después de esto procedieron a alimentarlo. El pobre estaba tan delgadito que se le notaban sus huesitos y comió desesperadamente ese primer bocado de alimento.

Barley finalmente se robó el corazón de toda la familia Gallant, quienes decidieron conservarlo en casa.

Sólo tres meses después de haber sido encontrado en el parque el gato luce un hermoso pelaje, sus pulguitas quedaron exterminadas y ahora se ha vuelto un felino consentido que disfruta acurrucarse y ser mimado.

«Su vida ahora es genial. Comparte la casa con la familia, nuestro Kinoa, la perrita de rescate Bella y con Maika la Munsterlander», dijo Gallant.

Aunque ya tenía suficiente mascotas, Davy no dudó ni un segundo en rescatar al gatito y eso sólo deja al descubierto su generoso corazón. Nos contenta que Barley haya dejado de lado sus nervios y decidió acercarse a quien cambió su vida para siempre.

Comparte esta historia y contagia al mundo con la disposición y generosidad de esta familia ¡No los dejemos solos, ellos nos necesitan!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!