La persona indicada adoptó a la gatita que nació con sus patas torcidas y estaba en peligro

Shannon Basner, fundadora de los KAAAT de Alaska, fue contactada por un compañero de rescate de Mojo’s Hope sobre un gatito realmente muy especial.

Se trataba de un felino de solo nueve semanas que había nacido con sus patitas traseras torcidas y requería de un hogar de acogida con urgencia.

Se imaginaron que esta chiquilla necesitaba toda la ayuda posible, pero ella estaba lista para sorprenderlos

Shannon ni siquiera pensó en negarse. Ella tenía en casa a un gato con condiciones similares y sabía las complicaciones que una situación como esta podía causar en un gatito.

Cuando conoció al chiquillo en apuros, se sintió realmente enganchada por esa bolita de amor.

Shannon llevó a la gata al veterinario para someterlo a una evaluación médica. Su calidad de vida era mucho más brillante de lo que pensaban.

La felina tiene toneladas de energía, carisma, personalidad y perseverancia.

Los rayos X indicaron una lesión en la columna que el veterinario creía que era la causa de que las patas de la gata se torcieran.

A Shannon le dijeron que la gata sería incontinente por el resto de su vida, pero ella demostró rápidamente que estaban muy equivocados.

Conoce a Lady Purrl en este adorable vídeo

Ella se acostumbró a utilizar el espacio que adaptaron para que hiciera sus necesidades, por lo que es una gatita que está preparada para valerse por sí misma.

Llamaron a la gatita Lady Purrl. Se adaptó rápidamente a su nueva vida e hizo todo lo que tenía que hacer, como una verdadera campeona.

Nada impide que Lady Purrl haga una vida como cualquier gatita normal

Podía caminar y trepar cosas con sus fuertes patas delanteras sin esfuerzo, y nada parecía detenerla.

Los días siguientes, Lady Purrl fue presentada al resto de la tripulación peluda, y uno de ellos se enamoró instantáneamente de ella: Cinder, el perro que tiene una debilidad por los gatitos y cachorros más vulnerables.

Cuando vio a la pequeña Lady Purrl pasear por la habitación con sus dos patas delanteras, su instinto paternal afloró.

Estaba extasiado con la pequeña y a partir de ese momento, todo lo que quería hacer era cuidarla.

Después de unos besos del canino cariñoso, Lady Purrl se dio cuenta de que estaba a salvo y se acurrucó en la pelusa de Cinder y comenzó a ronronear. Sin embargo, este no sería su único amigo.

HarPURR, el gato de Shannon que comparte con Lady Purrl esa curiosa condición de las patitas torcidas, asumió encantado el papel de mentor del nuevo gatito.

Los dos disfrutan correteando por la habitación, jugando persecución y lucha libre. A pesar de su discapacidad, estos extraordinarios felinos no dejan que nada les impida amar la vida.

Ella tiene a un adorable compañero que sabe muy bien lo que es nacer con patitas torcidas

Shannon cree que Lady Purrl ya ha encontrado su lugar en el mundo, con una familia perfecta. Comparte la bella historia de esta chiquilla en tus redes sociales.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!