Gatito se gradúa junto a su mamá con un diploma honorífico de apoyo emocional

El gatito Salem fue el principal apoyo emocional de su dueña Haylee en los momentos más difíciles, por eso cuando llegó la hora de su graduación, todos sabían que el dulce gatito debía recibir su propio diploma.

Haylee sabía que no hubiese podido lograr sus metas sin la ayuda de su gatito.

gatito

Hace unos años, una mujer llamada Hailee Weader encontró un gatito en la calle. El pobre tenía apenas unas semanas de haber nacido pero se encontraba en una situación de salud tan difícil que verlo con vida era un verdadero milagro.

Hailee lo llevó al veterinario y allí comprobaron la gravedad del asunto. El minino estaba muy débil y tenía dos de sus patitas fracturadas. No era un caso sencillo pero Hailee se dedicó a cuidarlo las 24 horas del día para ayudarlo.

Sus esfuerzos dieron resultado y el hermoso gatito se recuperó por completo. Hailee ya había formado una conexión muy especial con él y decidió adoptarlo.

Hailee conoció al gatito en uno de los momentos más estresantes de su vida. Estaba cursando el último año de su carrera universitaria en enfermería. Aún así, Haylee logró encontrar el tiempo para cuidar del gatito.

«Tengo que despertarme temprano todos los días para alimentarlo. Si no lo hago, él se sienta en mi cabeza y empieza a tirar de mi cabello hasta que me levanto y le doy su comida», dijo Hailee.

Lo llamó Salem y tan sólo unos meses después de tenerlo comprendió que realmente era el gatito el que había llegado para salvarla a ella.

Hailee sufre problemas de ansiedad y ataques de pánico. Sin embargo, cada vez que se siente un poco mal, Salem acude a su regazo y la ayuda a sentirse mejor.

“Si ha sido un mal día o tengo un ataque de pánico, él viene a sentarse sobre mí o me acariciará con el hocico y comenzará a masajearme las piernas y ronronear”, explicó Hailee.

Desde entonces, Salem se volvió el centro de la familia. Adora seguir a sus humanos a todos lados y cuando no recibe la atención que tanto merece no duda en hacer escuchar sus reclamos al lanzar alguna plantita.

«Si no le prestamos atención, Salem empieza a caminar por toda la casa maullando. Y si eso no funciona para llamar nuestra atención, derriba la planta que tenga más cerca de él», dijo Hailee

Su actividad favorita es acompañar a Hailee a cualquier lado en su pequeño coche para gatitos y fue así como la acompañó a lo largo de su carrera universitaria.

“Era como una pequeña celebridad en el campus. La gente se detenía para hablar con él o acariciarlo un rato”, dijo Hailee.

Cuando llegó el momento de la graduación de Hailee, la dedicada madre gatuna comprendió que debía agradecer todo el amor que le había dado Salem.

Debido a las medidas de distanciamiento, la graduación consistió en una ceremonia muy sencilla. Hailee acudió con su leal gatito y Salem lució su pequeña toga.

Él había sido su apoyo emocional durante todos estos años y jugó un papel muy importante en la carrera de su dueña. Las imágenes del hermoso gatito en la graduación no tardaron en volverse virales.

“Todo el mundo adoró su atuendo. Pudimos disfrutar de nuestra ceremonia y celebrar”, dijo Hailee.

Muchas personas saben que hay perritos de terapia pero Salem ha llegado para demostrar que los gatitos también saben brindar apoyo y amor.

View this post on Instagram

A post shared by 🖤Salem 🖤 (@legs4salem)


De alguna u otra manera, los peluditos siempre se las ingenian para hacer que nuestra vida sea mejor.

Tanto perro como gatos tienen la maravillosa capacidad de hacernos sentir amados, llenos de paz y seguros. Solo tenemos que darles una oportunidad.