No le daban más de 24 horas de vida, pero al darle un nombre nuevo desafió todos los pronósticos

Rachel Lienemann, directora de Fuzzy Texan Animal Rescue, fue la persona que rescató a un gatito llamado Voldemort, de un solo día de vida. Voldy, como a veces lo llama ella y su equipo, nació con diversos problemas de salud por lo que no le daban más de 24 horas de vida.

El minino presentaba dificultades para respirar y alimentarse: nació con el paladar hendido y también con problemas en sus ojitos.

«Tiene una hendidura en la parte frontal de su paladar, labio leporino unilateral, su nariz no tiene un buen funcionamiento y lo más probable es que pierda el ojo derecho», explicó Rachel.

El pequeño Voldy estaba abandonado junto a su hermano en las calles de Texas, luchando por sobrevivir desesperadamente, y fue descubierto por unos transeúntes que caminaban por allí quienes de inmediato contactaron a Rachel Lienemann.

Para ella y su equipo del Fuzzy Texan Animal Rescue fue un gran desafío, pero estaban decididos a darle a este pequeño animalito la oportunidad de luchar y salvarse. Lo primero fue lograr que alcanzara un peso saludable. Para esto tuvieron que utilizar una delgada sonda para alimentarlo cada hora durante todo el día.

La condición de Voldy era tan delicada que Rachel fue planteándose pequeñas metas para lograr recuperar la salud del pequeño:

«Me repetía a mí misma: si él vive las primeras 24 horas tendrá más esperanza, si logra vivir una semana estoy segura de que lo logrará», dijo Lienemann.

A las dos semanas, los ojitos de Voldy se fueron abriendo poco a poco y estaba ganando peso. Los cuidados y el esmero puestos en él por fin empezaron a surtir efecto.

«El hecho de que esté ganando peso y activo demuestra que está luchando. Él también quiere mantenerse con vida», señaló Rachel.

Voldemort lograba respirar a pesar de su labio leporino. Sin embargo, mantenerse con la boca cerrada durante la mayoría del tiempo puede implicar muchos problemas para su respiración, incluso podría asfixiarse, por lo que el equipo consultó con varios veterinarios sobre su caso.

«Tenemos más de un veterinario buscando opciones para él. Lo han evaluado y creen que tendrá un buen futuro», explicó Rachel.

Los veterinarios continúan investigando la mejor manera de ayudar al pequeño gatito y no dudan en que el bebé Voldemort tendrá una grandiosa vida. Día a día mejora mucho más y afortunadamente cuenta con todo un equipo de excelentes personas que velan por su bienestar, que nos demuestran que el amor puede ayudar a recuperar la salud, aun cuando todo parece perdido.

¡Comparte esta emotiva historia con todos tus amigos y creemos conciencia sobre la importancia de cuidar a los animales!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!