Gatitos abandonados van al jardín de una casa en el invierno y reciben la ayuda que necesitaban

Una pareja de adorable gatitos llegó al jardín de una casa en Montreal, Canadá, lucían indefensos y muy tímidos, ambos merodeaban cerca de la propiedad como suplicando ayuda.

Afortunadamente, fueron vistos a tiempo por la dueña de la casa quien amablemente los ayudó y evitó que pasaran la noche fría en la calle. La mujer al verlos tan pequeños decidió buscar a la madre o a otros gatitos, pero no encontró nada alrededor.

Los gatitos abandonados llegaron al jardín de una familia en busca de ayuda.

gatitos

Sin embargo, aún tenía la esperanza de que la madre regresara por sus crías, así que vigiló durante todo el día mientras estaba cerca de lo gatitos.

La noche llegó y la madre de los mininos no apareció, por lo que la mujer decidió armar un refugio improvisado en el jardín, lo forró con mantas y le puso algunas colchas en el suelo, también le dio agua y comida que devoraron en segundos.

Los dos mininos eran muy tímidos.

Los gatitos pasaron la noche en un lugar seguro, al día siguiente cuando la mujer fue a verlos los encontró tiernamente acurrucados.

Habían pasado la noche en un lugar cómodo y seguro aunque sin su madre, tampoco había nadie buscándolos por el vecindario.

Solos no hubieran logrado sobrevivir al frío invierno.

Era evidente que este par de hermanitos habían sido abandonados, en vista de ello, la mujer los recogió y los llevó a su casa, luego contactó al grupo de rescate local Chatons Orphelins Montréal solicitando ayuda. Celine Crom, miembro del grupo de rescate, comentó:

“La mujer aseguró a los gatitos, les dio comida y los mantuvo calientes antes de que los tomáramos bajo nuestro cuidado”.

El par de peluditos fueron llamados Sirius y Celestin, ambos estaban emocionados de recibir toda la atención y el amor que tanto necesitaban para salir adelante.

Tras ser revisados por el veterinario comenzaron un nuevo proceso como gatitos de interior, ya no eran tan tímidos y poco a poco fueron revelando su verdadera personalidad.

“Los gatitos eran un poco tímidos al principio, pero rápidamente se volvieron curiosos y empezaron a jugar”, dijo Celine.

En solo seis semanas habían logrado una transformación total, gracias a la mujer que los acogió y a todo el cuidado que recibieron del personal, lograron convertirse en dos gatitos sanos y fuertes.

“En la mañana, ronronean en la cama con sus humanos y saltan juntos como un dúo. Anhelan atención, cuando los tocan comienzan a ronronear”, destacó Celine.

Sirius y Celestin están en un hogar de acogida, disfrutan pasar el tiempo juntos y descubrir cada rincón de la casa uno al lado del otro.

A la hora de la siesta, aman abrazarse entre sí. Este par han creado un fuerte vínculo de hermandad y complicidad.

Entre dulces ronroneos y besos de amor pasan el día juntos.

Aunque los dos gatitos se parecen físicamente, cada uno tiene su personalidad muy definida. Al respecto el centro de rescate comentó:

“Los dos hermanos se parecen físicamente aunque Celestin sea más grande, no tienen el mismo carácter, Celestin es el más temerario y Sirius es el más dulce. Sirius está más cerca de su humano, ama la tranquilidad y la dulzura. Viene a la cama todas las noches como un bebé. Se revuelca de espaldas si quiere más abrazos, es una máquina de ronroneos  cada vez que lo tocamos. Celestin es el pequeño gato curioso. Le encanta ver lo que pasa y lo que hacemos. Se pone gruñón si tiene que compartir su comida o juguete. Le gusta jugar con su hermano y los gatitos de la casa”.

Estos gatitos son inseparables por lo que el refugio tiene la esperanza que logren ser adoptados juntos con una familia amorosa que los ame de manera incondicional. Por ahora, siguen disfrutando del amor y la dulzura que le ofrece su hogar de acogida.

Ojalá estos gatitos logren disfrutar el resto de su vida juntos y puedan seguir amándose como lo han hecho hasta ahora.