Amarrados en una bolsa de plástico, estos gatitos abandonados fueron rescatados justo a tiempo

Una residente de Mississippi, Estados Unidos, transitaba como cualquier otro día por una carretera cerca de Shaw. Al llegar a una señal de Alto, se detuvo, notando con curiosidad que una bolsa plástica estaba atada al poste.

La sorpresa fue mayor cuando la mujer en cuestión se dio cuenta de que la bolsa se movía. ¡Había algo vivo dentro! Detuvo su vehículo a un lado de la vía y se bajó para investigar más de cerca qué podía ser aquello.

Uno de los pequeños abandonados en una bolsa de basura

Gatitos Abandonados Mississippi

Cuando descubrió de qué se trataba realmente, se le rompió el corazón: eran tres gatitos que no tendrían más de 6 semanas de nacidos. Habían sido cruelmente abandonados y era evidente que estaban muy enfermos, apenas si podían abrir los ojos.

Esta mujer llevó de inmediato a las crías al refugio de animales de Cleveland, donde el personal se dispuso a atenderlos de inmediato. La edad de los mininos fue confirmada y no pasaban de los dos meses de nacidos.

Los gatitos recibieron todos los cuidados, pues su condición era crítica

Gatitos Abandonados Mississippi

Los profesionales del albergue se enfocaron por completo en brindar toda la atención posible a los recién llegados, sometiéndolos a una evaluación médica que confirmó que tenían una severa infección respiratoria. La congestión era tal, que sus ojos estaban saltones.

Además había una ligera infección en sus ojos, lo que les impedía abrirlos por completo. A eso debemos sumar que estaban deshidratados y desnutridos. Era un milagro que se encontraran con vida, pero atados a ese poste en las condiciones en la que los abandonaron, poco tiempo habrían soportado.

Los gatitos no solo acapararon la atención del personal del refugio de animales. También miembros voluntarios de la comunidad colaboraron en todo lo posible.

Muy pronto estos pequeñines lucían muy saludables

Gatitos Abandonados Mississippi

El personal se puso en marcha de inmediato para limpiar a los gatitos y comenzar con los fluidos y las medicaciones oculares.

«Les dimos antibióticos y medicamentos para los ojos y los colocamos en almohadillas térmicas», dijo el responsable del refugio.

Tras una larga evaluación, esa noche los desventurados gatitos se fueron a dormir en un lugar cómodo, tibio y, lo más importante: con las barriguitas llenas. El progreso de los pequeños fue rápido e inminente. Al día siguiente ya se notaban los resultados del tratamiento.

Tras su triste abandono, nadie duda de que estos chiquillos hallarán un buen hogar

Gatitos Abandonados Mississippi

LoveMeow

Los gatitos se recuperaron tan pronto, que el optimismo del personal del albergue creció. Era evidente que estos tres luchadores habían venido al mundo para quedarse. Fue tanta la simpatía que lograron entre las personas de la comunidad, que se espera que sean adoptados por los alrededores, y lo que es mejor aún: ¡muy pronto!

Este trío de campeones sigue avanzando, haciéndose cada vez más fuertes. En pocas semanas estarán en sus hogares definitivos, rumbo a la vida que merecen.

Si esta historia te resultó conmovedora, no dudes en compartirla con todos tus amigos en las redes sociales.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!