Fueron salvados de la muerte tras ser encontrados llenos de pintura amarilla, sin poder moverse

Existen algunos actos que no se pueden clasificar de otra manera más que como crueles e inhumanos; desafortunadamente, en cuanto a los animales se refiere, ellos son los que sufren más por esto y a pesar de que hoy en día hay muchas fundaciones y organizaciones para defender sus derechos, todavía quedan algunos lugares donde el maltrato animal no es penado.

En Guangzhou, China, una joven de 27 años, llamada Yue You Meng, encontró un par de gatitos. La joven iba caminando por la calle cuando escuchó los pequeños maullidos, bastante curiosa al respecto decidió buscar con exactitud el lugar donde se encontraban los animalitos.

Los encontró en una caja cercana a la calle por la que andaba, pero lo más sorprendente para esta mujer fue cuando abrió el maltratado cubo de cartón donde estaban los gatitos, fue entonces cuando pudo observar la pintura amarilla que cubría la mayor parte de sus cuerpecitos.

“Cuando lo abrí, vi a los dos gatitos cubiertos con pintura amarilla pegajosa”, comentó la joven Yue You. “Casi se había secado y sus piernas estaban pegadas e incluso sus ojos habían sido cerrados por la pintura”.

No cabe duda que los gatitos estaban en mal estado, pues la pintura estaba bastante seca, tanto así que sus piernas permanecían juntas y impidiendo que las pudieran mover, inclusive se les dificultaba la respiración, ya que parte de su pecho también estaba cubierto y endurecido por la pintura.

Por suerte, para los gatitos la joven que los encontró estaba decidida en ayudarlos; ella tomó la caja y los llevó a su casa donde por su cuenta intentó quitarles la pegajosa y endurecida sustancia.

“Realmente estaban en un estado lamentable, así que cogí la caja y me los llevé a casa donde traté de limpiar la pintura”, dijo Yue You.

Pero la situación no estuvo tan fácil y después de un rato intentando quitarles la pintura, tuvo que llevar a los pequeños gatitos a un veterinario, ya que la tarea no era para nada sencilla. Estando en el veterinario se les tuvo que cortar el pelo a los mininos para poder liberarlos de la cárcel que la pintura amarilla había creado alrededor de ellos.

Los gatos todavía están recuperándose, pero ya se encuentran un poco mejor. Ellos ya caminan y por lo que se sabe, sus ojos y oídos no han sufrido de daños permanentes; sin embargo, todavía les falta bastante camino para sanar por completo,  pues aún no han podido recuperar del todo su pelaje y se puede observar algunos parches sin pelo en el cuerpo de los gatitos.

“Son muy resistentes y a pesar del mal comienzo en la vida, ya están empezando a jugar entre sí como gatitos normales”, cuenta Yue You sobre la condición actual de los pequeños. Pero todavía se desconocen los motivos por los cuales les hicieron semejante acto de crueldad, y si fue mal intencionado o no.

Organizaciones como People for the Ethical Treatment of Animals (PETA) se ha pronunciado al respecto de este caso:

“Lanzar pintura a los animales es terriblemente cruel y podría causar reacciones alérgicas, envenenamiento de la sangre y otras complicaciones que amenazan la vida, incluida la asfixia”.

Daily Mail / Relay Hero

Pero desgraciadamente en China no existe penalización por el maltrato animal, así que este caso no está siendo investigado por la policía, la sede de PETA en Asia se comunica constantemente con los gobiernos municipales de China para realizar una mejora legislativa en bienestar animal, pero de momento esos intentos no han llegado a nada.

No olvides compartir esta noticia y ser la voz de estos animales que no son defendidos por las leyes chinas.

NUESTRO VIDEO DEL DIA

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!