La curiosidad de dos gatitos termina en un grave accidente que pone en peligro sus vidas

Los felinos tienen ante sí un mundo que le ofrece un sinfín de cosas por descubrir, algunas de ellas irresistibles y también muy peligrosas.

Vemos con asombro y horror como estas curiosas e intrépidas criaturas en un abrir y cerrar de ojos quedan envueltas en serios problemas que no pueden solucionar por su cuenta.

Sin la intervención oportuna y ayuda de los humanos les sería imposible salir adelante con sus vidas.

En ocasiones el hombre también tiene una cuota de responsabilidad por distracción, la falta de previsión o descuido se pasa por alto acciones muy simples que podrían evitar algunos de estos accidentes. En este caso los propietarios pintaban el exterior de la residencia cuando dejaron un gran cubo de pintura abierto.

Un par de gatitos tuvo una terrible experiencia cuando se aproximaron a investigar el recipiente de pintura sin tapa, ambos cayeron dentro quedando completamente empapados con pintura blanca.

No se tiene información sobre la procedencia de los gatitos, ni los motivos por los que estaban deambulando solos o si le pertenecían a alguien.

La persona que los encontró los llevó inmediatamente a Bradford Cat Watch Rescue (BCWR), que es el centro de rescate más cercano. Allí los llevaron rápidamente a la oficina del veterinario.

«Los gatitos estaban completamente cubiertos desde la punta de la oreja a la punta de cola en pintura blanca brillante”, dijo Katie Lloyd, de BCWR.

En el refugio, reconocido por salvar a más de 500 gatos al año, era la primera vez que veían algo semejante. Literalmente, no tenían idea de cuál era la forma más rápida y segura de ayudar a estos gatitos.

La mejor opción que encontraron en ese momento segura para remover la pintura fue bañarlos con mantequilla, un proceso que solo logró limpiar una parte de la pintura y tomó horas de trabajo.

Los voluntarios no se dieron por vencidos, poco a poco se iba desprendiendo la pintura del cuerpo de los asustados y pacientes gatitos, sin embargo, aún les queda un largo camino por recorrer en su recuperación.

A los rescatistas no solo les preocupaba la limpieza del pelaje de los mininos, sino los problemas de salud contraídos por la exposición a la pintura.

Katie dijo que ambos tienen afectado el sistema respiratorio debido a los vapores de la pintura y que podría producir problemas hepáticos dañinos debido a la exposición que experimentaron a las toxinas.

Actualmente están recibiendo atención las 24 horas en cuidados intensivos por parte del equipo de voluntarios de la organización,

Katie dijo que «no saben lo que depara el futuro». Los niveles de toxicidad de la inmersión que tomaron también son desconocidos hasta la fecha y continuarán vigilando de cerca a los bebés para detectar cualquier secuela.

 Los han llamado cariñosamente Dulux y Johnstone.

Facebook

Todos han realizado un esfuerzo increíble por ver florecer a estos pequeños exploradores y hasta el momento afortunadamente están bien.

El futuro que parecía incierto para este par de gatitos se llena de esperanza ya que están protegidos creciendo saludables y amados.

Puedes ayudar a prevenir que otros felinos queden expuestos al peligro o sufran accidentes compartiendo esta historia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!