Gatitos nacen en material aislante y la única superviviente se roba el corazón de millones

La organización Critteraid Animal Sanctuary en la Columbia Británica, Canadá, recibió una llamada de urgencia sobre algunos gatitos que estaban atrapados dentro de un aislamiento en una granja. Melissa, una voluntaria del rescate, se apresuró inmediatamente a rescatarlos.

Al parecer, la madre de los mininos había logrado colarse dentro de una zona sellada con material aislante y dentro de ese refugio, dio a luz a sus gatitos. Era sumamente peligroso que las crías permanecieran allí por el material tóxico y la poca cantidad de oxígeno que podían recibir.

Los gatitos nacieron cubiertos en este material tóxico y con poco oxígeno

Melissa se las arregló para rasgar el resistente plástico exterior y escarbar a través del aislamiento para recuperar a los gatitos. Dos de los tres gatitos sobrevivieron a la terrible experiencia, pero la madre no estaba por ninguna parte.

Danica Floto, una voluntaria de crianza, llevó a los chiquillos a su casa. Los dos sobrevivientes estaban bastante enfermos y desnutridos. Era evidente que no habían contado con la leche materna durante sus primeras semanas de vida, complicando las cosas.

Maisey sobrevivió y fue alimentada manualmente los primeros días

A pesar de sus mejores esfuerzos para salvarlos, el hermano pequeño murió de neumonía y Maisey se convirtió en la única sobreviviente. Ella se negó a rendirse, luchando por vivir con todas sus fuerzas.

Maisey estaba ansiosa por comer y nunca desperdició una gota de comida. Su apetito voraz le dio un poco de esperanza a Danica, que estaba dispuesta a luchar hasta el último minuto por mantener a la hermanita sobreviviente sana, a pesar de que todo parecía estar en su contra.

Mira cuánto ama Maisey la comida en este video

Durante las siguientes semanas, Maisey siguió adelante, comiendo como una verdadera desesperada. Al cumplir las cinco semanas, comenzó a alimentarse sola y Danica se dio cuenta de una de las cosas más especiales de esta pequeñita: su pasión por la comida.

Al encontrarse cara a cara con el plato, Maisey literalmente se lanzó sobre él, desarrollando una técnica para comer que dejó a Danica verdaderamente sorprendida. La gatita insiste en «nadar» en su comida cuando se alimenta. A ella le gusta tanto, que no le importa ensuciarse un poco.

Mira cómo esta traviesa se lanza de cabeza en su plato

«He probado muchos platos y recipientes diferentes para gatos para mantener el desorden a raya, pero está más contenta cuando la dejo lanzarse sobre la comida, así que mientras esté feliz, nosotros estamos felices». Explicó risueña Danica.

Así pues, la glotona se ha ganado el nombre de Miss Messy Maisey. Sabiendo lo positivo que era tener algunos amigos felinos, Danica la emparejó con algunos otros gatitos de crianza mayores, con los que se las lleva de maravilla.

A maisey no lo importa terminar hecha un desastre luego de comer

Es posible que Maisey necesite una buena limpieza después de cada comida, pero está tan feliz como quiere con su barriguita llena y el corazón satisfecho.

¿Podrá Maisey en algún momento contenerse ante la comida o seguirá siendo una glotona empedernida? Por ahora va en vías de crecer y hacerse fuerte para encontrar su hogar para siempre.

Saludable y hermosa, Maisey va en vías de encontrar hogar definitivo muy pronto

Tú puedes ayudar a Maisey y a otros gatitos sobrevivientes como ella, compartiendo sus historias en las redes sociales. ¡Hazlo!

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!