Gato callejero que perdió sus orejas no puede creer que tiene un hogar y un amigo que no suelta

Muchos animalitos siguen enfrentándose a las peores experiencias en las peligrosas y frías calles, sin nadie dispuesto a tenderles una mano amiga, por lo que terminan gravemente enfermos, al borde de perder la vida.

Esto fue lo que vivió un indefenso felino llamado Potato, quien vivió durante mucho tiempo en las concurridas calles de China, sin un techo donde poder dormir seguro y con escaso alimento.

La vida no fue nada fácil para este pequeño peludo, poco a poco su salud se fue deteriorando al punto que terminó desarrollando un adenoma ceruminoso severo dentro sus canales auditivos. Su destino no parecía prometedor, hasta que unos rescatistas aparecieron para brindarle auxilio.

Fue así como en la triste vida de Potato aparecieron unos nobles rescatistas de un refugio chino denominado Treasure Life, Be Kind To Animals Association, quienes al ver su grave estado lo llevaron de inmediato consigo para que pudiera recibir atención especializada.

Pero fue demasiado tarde, el daño en los oídos del felino era tan agudo y crónico que los veterinarios sugirieron a los rescatistas retirar las orejas y canales auditivos para acabar con la gran infección que tenía Potato.

Dos años han pasado desde entonces, Potato se recuperó satisfactoriamente de la cirugía y se dispuso a vivir la vida como nunca antes lo había hecho, esta vez con una amorosa familia que lo aprecia tal y como es, sin importar lo triste que fue su pasado.

“Potato era un gato callejero, por lo que nadie sabe cuándo nació o cuántos años tiene”, señala la familia adoptiva de este gatito.

Pese a que se desconoce la edad exacta que tiene Potato, su familia estima que tiene alrededor de 6 años de vida y han decidido celebrar su cumpleaños cada 25 de abril, dado que fue en ese día del año 2019 cuando lo adoptaron.

Potato disfruta pasar cada cumpleaños al lado de su nueva familia, con muchos globos y delicioso pastel. Pero, sin duda, lo que más disfruta es poder vivir junto a su hermano felino llamado Horlick, con quien acostumbra jugar y, después, dormir plácidamente.

Por fin es feliz

Pese a haber perdido sus orejitas, la familia de Potato asegura que no perdió por completo su capacidad auditiva y que es un gatito muy cariñoso, dispuesto a entregar todo de sí a la familia que le dio una segunda oportunidad para ser feliz.

“Gracias a esos hermosos corazones que le han brindado un hogar y le han permitido tener una familia. Dios derrame mil bendiciones en su hogar por tan adorable gesto”, comentó un internauta.


Afortunadamente, para Potato perder sus orejitas significó una nueva vida, una en la que todo el padecer por fin quedó atrás y donde nunca más será rechazado. Enhorabuena por ti, lindo gatito.

Es el más lindo

Como Potato, hay cientos de felinos sin hogar esperando la persona indicada que les brinde un poco de amor a cambio de la más genuina de las amistades. No te vayas sin compartir y fomentemos la adopción animal.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!