Condujo 120 km y casi se desmaya al descubrir que pudo matar a su gato al que daba por perdido

Un gato desaparece durante NUEVE días tras quedarse atascado en la parrilla de un automóvil

Jacob siempre ha sido considerado por su dueña como un gato temeroso. Este minino de siete años rara vez se aleja de casa y sale muy poco, pues prefiere sentirse cómodo y seguro en su hogar; por eso, cuando desapareció misteriosamente por nueve días, Sharon Stirling, su dueña, temió lo peor.

Toda esta historia comenzó cuando Sharon fue a la casa de su padre, Alex, para cambiar su vehículo con el de él, debido a que el anciano estaría de reposo por algunos días. La dueña de Jacob volvió a casa y al día siguiente, cuando se levantó a las 6 de la mañana para ir al trabajo, no encontró al gato para darle su desayuno.

Jacob

Al principio Sharon no se preocupó, pero al volver del trabajo, notó que el gato no había regresado a casa y comenzó a temer lo peor. Dio una vuelta por el vecindario, conversó con sus vecinos y nadie tenía noticias del paradero de Jacob.

Jacob

Pasaron los días y llegó el momento de devolver el vehículo a su padre. Sharon continuaba buscando desesperadamente a Jacob, colocando carteles por su vecindario, cuando recibió una llamada de Alex, su padre, quien le dijo:

“Se trata del gato, lo tengo y nunca adivinarás dónde lo encontré”.

Sharon partió inmediatamente hasta donde se encontraba Alex y hallaron a Jacob atrapado en la rejilla delantera de su automóvil. Por lo visto, el padre de la dueña del gato se percató de que estaba en el vehículo cuando guardaba en la maleta algunas bolsas de la compra y lo escuchó maullar.

Jacob

Desde luego, Alex no sospechó desde el principio que era el minino de su hija, no fue sino hasta que lo vio a través de la rejilla que identificó al animal y su sorpresa fue enorme: ¡Había estado desaparecido por nueve días y había recorrido más de 120 kilómetros!

De inmediato trasladaron el vehículo a otro lugar y allí se dispusieron a tratar de sacar a Jacob de su escondrijo, sin éxito. El gato estaba verdaderamente atascado en la parte frontal del motor.

Jacob

Los trabajadores de Ingram Motoring Group en Kilmarnock, fueron los responsables de devolver a Jacob su libertad. Tuvieron que sacar todo el parachoque delantero del vehículo para salvar al gato, que salió sorprendentemente ileso de su travesía, apenas con la nariz un poco magullada.

Jacob se aferró a Sharon después de que finalizó la labor de rescate, que tomó unos 20 minutos. El pobre gato estaba verdaderamente aterrado y si antes se había caracterizado por ser temeroso, tras su odisea no querrá volver a poner un pie fuera de casa, al menos se mantendrá alejado de los automóviles.

Jacob

Dailymail

Por suerte para él, no recibió heridas mortales, pues es bien sabido que hay que ser muy prudentes cuando hay gatos en casa y tienen acceso a tu vehículo. En los días fríos se esconden en el motor e incluso pueden envenenarse al ingerir líquido refrigerante, así que antes de salir de tu hogar, cerciórate de que tu mascota esté a salvo.

Si te gustó esta curiosa noticia con final afortunado, compártela en tus redes sociales.

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!