El último adiós de una niña de siete años a su gatita envenenada con líquido refrigerante

La crueldad de algunas personas no tiene justificación. Cientos de usuarios en las redes sociales reaccionaron indignados a la fotografía que difundió Rachel Waddell, en donde podemos ver a Madison, su hija de siete años, dar un último adiós a su gatita Millie, quien murió envenenada.

La familia se había ido de viaje durante el fin de semana y al regresar a casa notaron que Millie no se encontraba bien. Fue trasladada de inmediato a un centro veterinario de Falkirk, Escocia, donde trataron de hacer todo lo posible por restablecer a la mascota.

Madison y Millie

Los especialistas advirtieron a los dueños de Millie que sus posibilidades de sobrevivir eran de un 10%, ya que pronto determinaron que la gata se encontraba envenenada con líquido refrigerante para automóviles, una sustancia que incluso en pequeñísimas dosis, es letal en los animales.

Los veterinarios intentaron todo, pero al ver que el antídoto no daba resultado, tomaron la difícil decisión de sacrificar a la gatita. Fue entonces cuando la pequeña Madison, a sabiendas de que perdería para siempre a su amada mascota que la había acompañado por cinco años, se despidió de ella desconsolada y su madre inmortalizó la escena con una fotografía.

Madison y Millie

La razón por la que Rachel compartió la imagen en las redes sociales, fue para hacer a otras personas tomar conciencia sobre los peligros de algunas sustancias en la salud de los gatos, como el refrigerante, así como denunciar el maltrato hacia los animales de algunas personas crueles, capaces de envenenarlos.

La pequeña Madison no sólo estaba devastada por la pérdida de Millie, también estaba molesta. Desde su inocencia infantil, para ella era difícil comprender cómo alguien podría arremeter contra una gata tan dulce y especial.

Madison y Millie

Inmediatamente muchas personas respondieron a la denuncia de Rachel, empatizando con el gato. Algunos usuarios recordaron con suma tristeza episodios similares, mientras otros no podían entender la motivación de una persona que comete este tipo de delitos.

Rachel aprovechó la oportunidad para recordarle a los usuarios en las redes sociales qué tan letal puede ser el líquido refrigerante en perros y gatos. Esta sustancia, que las mascotas pueden ingerir de un modo accidental, causa daños severos en los órganos, afectando incluso al cerebro.

Madison y Millie

Metro

En los gatos, por ejemplo, ocasiona vómitos, somnolencia, descoordinación y convulsiones. Las lesiones en los órganos vitales son tan severas, que las probabilidades de que un minino sobreviva a una ingesta de refrigerante son mínimas.

Si te indigna esta triste noticia, ayúdanos a difundirla, no sólo para que otras personas sepan acerca de los peligros de ciertas sustancias para el bienestar de sus mascotas, también para que estén prevenidas y combatan el maltrato y la crueldad hacia los animales.

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!