Piglet, un gato de 6 años que se salvó gracias a una operación de “reasignación de género”

Es muy importante estar siempre atentos a los síntomas extraños de nuestras mascotas porque es la única manera de tratar un problema grave a tiempo y evitar que tenga consecuencias fatales.

Esta es la historia de Piglet, un gato de 6 años que se salvó gracias a una intervención quirúrgica de “reasignación de género” para extirpar una piedra que estaba atascada en su uretra.

La veterinaria Sarah Bruce de Charter Vets, en Congleton, Cheshire, fue quien realizó el procedimiento poco frecuente para extirpar parte de los genitales de Piglet que lo hace orinar como una gata.

La cirugía se realizó de emergencia después de que una piedra en la vejiga de Piglet le impidiera orinar.  Por fortuna, Piglet se ha recuperado milagrosamente.

Su propietario, Zoe Philpott, de Sandbach, Cheshire, dijo que se dio cuenta de que la vejiga de Piglet estaba muy distendida cuando él estaba haciendo todo lo posible por vaciarla, sin resultado alguno.

«Al principio, lo llevé a otro veterinario quien le diagnosticó cistitis y le puso un catéter”.

Pensaron que con eso se había despejado el canal urinario de los cristales de que estaban en la vejiga, pero casi media hora después de que llegaron a casa, Piglet estaba luchando nuevamente para orinar.

Era evidente que algo no estaba bien.

Después de que su condición se deterioró, Zoe llevó a Piglet a los veterinarios especialistas de Charter.

Zoe sabía que la doctora Sarah ya había tratado un problema como este.

Sarah dijo que una piedra estaba causando un bloqueo y no pudieron quitarla, Piglet tenía una piedra en la vejiga al final de su pene, en la uretra. Zoe aceptó que Piglet se sometiera al procedimiento.

«Podríamos ponerlo a dormir o realizar una cirugía radical para extirpar parte del pene, donde estaba atrapada la piedra, porque no pudimos expulsarla”.

La veterinaria Sarah usó un procedimiento poco frecuente para extirpar parte de los genitales.

Zoe está muy contenta de tener con vida a su mascota e informó que la recuperación de Piglet ha sido satisfactoria.

«La cirugía implicaba hacer que su anatomía se pareciera más a una hembra, por lo que ahora es como una gata».

Es importante crear conciencia de los síntomas y las consecuencias de las piedras en la vejiga porque, aunque no lo parezca es bastante común en los gatos machos.

Facebook

Sarah advierte a los dueños de los gatos que estén atentos sí sus mascotas tienen problemas para orinar como lo hizo Zoe, para evitar problemas más serios.

Piglet se ha recuperado tan bien de la cirugía que ha recuperado todo su peso y ha vuelto a su estado normal, es realmente increíble. ¡Comparte esta nota!, es importante alertar sobre esta situación que puede llegar a tener consecuencias inesperadas.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!