Fueron dejados en una jaula para perros con llave para acabar con su vida, pero todo cambió

Es muy difícil creer que existen personas que son capaces de abandonar a sus mascotas sin ningún tipo de remordimiento. Definitivamente, son seres sin escrúpulos que no les importa el daño que les puede causar a estos seres indefensos que se quedan a la deriva.

Esta es la historia de un par de gatos adorables que fueron dejados dentro de una jaula para perros encerrados en la víspera de Navidad. ¡Qué clase de regalo para estos animalitos tan vulnerables!

Estos pobres animales fueron encerrados y abandonados sin comida ni agua, su destino se veía muy negro. Sin embargo, todo cambió tras ser descubiertos por Christine Cutts, de 61 años, coordinadora de la sucursal de Cats Protection.

Christine los llamó Ivy y Holly después de encontrarlos fuera de su casa. Era evidente que su antiguo dueño no le importó lo que les pudiera haber pasado a estos adorables gatos.

Ivy y Holly fueron dejados dentro de una jaula para perros con una bolsa de plástico endeble en la parte superior, como sí eso los protegiera de las amenazas del exterior. ¿Cómo se supone que sobrevivirían si no tenían nada para alimentarse e hidratarse?

Christine dijo que, si ella hubiera estado lejos de su hogar en Suffolk por Navidad, los pobres animales no hubieses sobrevivido.

«No sé cuánto tiempo estuvieron ahí. Sé que no estaban la noche anterior”.

Ambos gatos estaban muy asustados cuando Christine los rescató.

«No fue nada agradable la forma en que fueron abandonados, estaban aterrorizados cuando los encontré. Era mejor si hubieran cubierto la jaula por completo”.

En sus 18 años de trabajo con la crianza de nuestros amigos felinos era la primera vez que Christine se encontraba con un gato abandonado en la víspera de Navidad.

Ya con los gatos en sus manos, su misión era cuidarlos y atenderlos para garantizar su bienestar y después encontrarles un hogar lleno de amor. 

Son unos gatitos adorables, muy cariñosos.

Estuvieron conmigo durante la Navidad en un lugar seguro y cálido. En un ambiente familiar».

Después de año nuevo los llevó al veterinario para un tratamiento médico completo, contra pulgas y gusanos.

Afortunadamente, ambos gatos estaban bien de salud, y fueron felizmente adoptados durante el mismo mes de enero. Crecen y viven en hogares lleno de amor y mimos. Si quieres adoptar algún gato que ha sido abandonado puedes buscar información en la página de Facebook de Cats Protection.

Facebook

Es una historia con un final feliz. Una mascota es una responsabilidad, sí alguien no puede tenerla por más tiempo en casa no debe abandonarla, es mejor entregarla en un refugio donde su vida está garantizada.

Los animales son seres que padecen y sufren. No merecen ser víctimas de un abandono. Comparte esta nota con tus amigos y familiares.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!