Un perrito confinado en una horrible granja no tenía idea que su vida estaba a punto de cambiar

El negocio de las granjas de perros para comercializar su carne en Asia ya no es un secreto para nadie y cada vez está más en boca de todos. Muchas personas están conscientes de todo lo que ahí ocurre y se han creado campañas para intentar frenar esta terrible práctica. Animals Asia estima que al menos 10 millones de perros son “sacrificados” por comida cada año en China.

El evento más indignante ocurre cada mes de junio y es denominado como Yulin Dog Meat Festival.

Junto con las campañas, han surgido grupos y fundaciones, que se encargan de hacer un seguimiento y rescatar a la mayor cantidad de perros que sea posible de un cruel destino. Estos perros crecen y nacen en granjas donde permanecen toda su vida enjaulados, enfermos y desnutridos, viven su vida en el sufrimiento y el abandono.

Por lo que en el Reino Unido un grupo llamado Rushton Dog Rescue, creó la iniciativa “Oscuridad a la Luz”.

Con este proyecto, el objetivo es darles una nueva oportunidad a todos los perros que logren rescatar de conseguir hogares y llevar una vida plena. La atención médica es vital, pues la mayoría de ellos llegan muy enfermos, como Clover un Golden Retriever de un poco más de un año que fue rescatado de un matadero en Changchun, China.

Un grupo de monjes budistas que negocian con los comerciantes, rescató a un grupo dentro de los cuales venía Clover.

Clover salió de ese lugar completamente débil y sin luz en sus ojitos, probablemente estaba a punto de morir, pero el equipo de rescate puso todos sus esfuerzos en recuperarlo. Lentamente él fue mejorando, lo sacaron del estado de inanición, curaron su neumonía, sarna y moquillo canino.

Pronto la vida fue regresando a Clover y cuando Skye Wardle, de Gloucester, Inglaterra leyó sobre él, supo que tenía que darle un hogar.

Skye y su madre siempre habían escuchado sobre el festival de Yulin, y aunque siempre habían querido adoptar a un perro rescatado de una granja de perros, no se imaginaban la magnitud real del problema. “Habíamos tenido Goldens Retrievers siempre, así que él era perfecto para nosotras”, dijo Skye.

Ellas no lo conocían y ya lo consideraban parte la familia.

Y justo en las navidades de 2016, ellas lo recibieron en casa con muchos juguetes solo para él, se volvió loco cuando vio todos esos juguetes. “No creo que nunca antes haya visto algún juguete y él simplemente los amaba a todos”, aseguró Skye.

Clover resultó ser un perro completamente dulce y que amaba jugar con las gallinas de la familia.

Él se adaptó rápidamente a su nuevo entorno y demostró ser muy amable y noble, incluso permitiendo que las gallinas picoteen constantemente de su alimento. A pesar de los horrores que tuvo que vivir en la granja, su corazón se mantuvo completamente intacto.

Además, a través de las redes sociales contactó con otros dueños de perros rescatados en granjas para perros.

A partir de esos contactos, conocieron a Ángel, un belga que fue rescatado del mismo matadero y con el que se reúnen cada cierto tiempo. Ellos aman jugar juntos, se divierten simplemente corriendo al aire libre de un lado a otro sin que nada los moleste.

Ahora Clover y Skye se dedican a educar a la gente sobre lo que ocurre en las granjas de carne de perros.

TheDodo

Clover,  cuando va al parque a jugar con otros perros, lleva con orgullo un pañuelo que dice “sobreviviente del comercio de carne de perros”, la gente al verlo se conmueve y muchas veces llegan a llorar de emoción al conocer su historia. Clover es el ejemplo de que con dedicación se puede recuperar una vida, él ahora vive la suya al máximo y es inspiración para todos.

No dejes de compartir su historia, que todos sepan lo que ocurre y sean más los que se sumen al rescate de perros con Clover.

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!