Un enorme gorila hace una inusual y entrañable amistad con un diminuto gálago

En el santuario Ape Action de África conviven más de 300 animales rescatados. Es un lugar en donde los gorilas pueden crecer en su ambiente natural, pero bajo el cuidado de expertos y completamente a salvo de los cazadores furtivos. Bobo es un popular gorila alfa que a pesar de ser de el más temible de la manada, tiene un enorme corazón y hasta una de las amistades más extrañas en el mundo animal.

Bobo actualmente tiene un peso de más de 200 kilogramos

Bobo llegó al santuario en 1994. Había perdido a su madre en manos de cazadores, pero con el tiempo se convirtió en un gorila dominante de espalda plateada. Sin embargo, unas tiernas imágenes en las que aparece Bobo demuestran que no es más que un gigante muy gentil y con un corazón muy grande.

Cuando Bobo llegó al santuario era solo un cachorro de dos años.

Un video logra capturar el momento en que Bobo descubre a un bebé lemúrido en el césped. Los cuidadores del enorme gorila quedaron muy impresionados al notar que Bobo lo trataba con extrema delicadeza y amor.

“Nuestro gorila de espalda plateada hizo una sorprendente amistad esta semana: ¡Un gálago!”.

Elissa O’Sullivan, una portavoz del Santuario aseguró que el gálago se encontraba viviendo en el mismo territorio del gorila:

No muestran ningún miedo hacia Bobo. Le gusta pasar tiempo con él”.

La conexión que estos dos animales han logrado entablar es sumamente profunda. El enorme gorila parece querer protegerlo a toda costa. Permite que sus compañeros gorilas le den un vistazo, pero no deja que nadie más lo agarre.

“Los miembros de la manada de Bobo estaban muy curiosos, pero él los mantuvo a todo a cierta distancia para asegurarse de que nadie perturbara a su nuevo amigo”.

Los lemúridos son animales nocturnos por lo cual es extremadamente inusual verlo salir a la luz del día y establecer su amistad con el gorila alfa. Rompiendo con todas las probabilidades, el pequeño animal no teme jugar en los brazos de Bobo. Suele explorar el territorio a su alrededor pero siempre vuelve a las manos del gorila.

Los lemúridos son los primates más pequeños de esta zona de África.

The Dodo

Los cuidadores de Bobo vieron que los amigos siguieron jugando durante dos horas; y cuando decidieron que era hora de terminar, Bobo trasladó muy amablemente al lemúrido hacia un árbol.

Un lemúrido adulto no llega a pesar más de 40 gramos.

Huge Gorilla Makes A Tiny Bush Baby Friend

Can't deal

Publiée par TestingTesting123 sur Vendredi 31 août 2018

Sin duda esta amistad es verdaderamente única, y demuestra el enorme corazón que tienen los gorilas.

Te invitamos a compartir este impresionante video para celebrar la amistad entre Bobo y el pequeño gálago.

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!