Graban a un perro dejado bajo la lluvia torrencial con una mínima sábana «para que no se mojara»

A pesar de los esfuerzos de activistas, la injusticia e indignidad con la que los perros son tratados por algunas personas, les deja secuelas físicas y psicológicas que muchas veces son difíciles de revertir.

Lo peor que se le puede hacer a una mascota es condenarla al oprobio e ignorarla como si de un objeto cualquiera se tratase. No lo merecen, ya que todos son pequeños ángeles sin alas, porque la lealtad y el amor que nos profesan así lo demuestran.

Astrid es una asidua usuaria de las redes sociales y una amante de los animales. Sin embargo, en días pasados se encontró con la penosa noticia de un perrito que había sido dejado en un techo desolado bajo la lluvia, con tan solo una vieja manta cubriendo su cuerpo.

La sábana, por supuesto que le era insuficiente para guarecerse del torrencial aguacero. Por eso Astrid, quien es vecina del sector, al percatarse de la gravedad de la situación en la que se encontraba el lanudo, grabó la lamentable escena y la compartió en Internet para denunciar el hecho.

Astrid compartió este material audiovisual ocurrido en Cali, Colombia, donde no tardó en viralizarse. La buena noticia es que, después de compartir el video, la mujer aseguró que actualmente el perrito se encuentra en buenas manos y fuera de peligro.

Lo salvaron de una muerte segura.

“Es increíble. Ningún animal merece ser tratados de esa manera, porque nunca habrán hecho nada lo suficientemente grave para que se los haga sufrir así”, escribió Astrid.

En muy poco tiempo, la publicación ya contaba con 35.000 reproducciones y decenas de comentarios de usuarios molestos con la situación expuesta por Astrid, pero también, sumamente preocupados por la salud del pobre perrito.

“Es urgente atender este reprochable caso. Necesitamos atención inmediata, por favor, ante la crueldad a la que está siendo sometido este perrito que no tiene justificación y no se soluciona con correctivos. Es un completo desinterés por parte de sus responsables”, se leyó en otro de los comentarios

Fue entonces cuando Astrid por fin dio a conocer la feliz noticia de que el peludo logró ser rescatado de su estado deplorable. Aunque no ofreció mayor información al respecto, reveló que el perrito sería bautizado como Bobby por sus nuevos cuidadores temporales.

También agregó una fotografía actualizada, en la cual se lo ve en buenas condiciones y seguro, sin mayores daños en su salud. Sin embargo, lo más lógico en un caso como este es encontrar un nuevo hogar para Bobby, donde pueda ser feliz por el resto de su vida.

Busco un hogar amoroso

El comportamiento de un perro que ha padecido abusos por parte de su humano cambia, en especial si estos se prolongan durante mucho tiempo. Un can desconfiado, con problemas para relacionarse con otros animales o personas de su entorno, son algunas de las secuelas que quedan marcadas con tinta indeleble en la vida del animal.

Comparte esta historia para crear conciencia. Nadie merece ser tratado con tanto desprecio, menos un animalito como Bobby, que no ha hecho ni hará nunca méritos para ello.