Graban a un perro por las calles suplicando algo de comida para llevar a su casa

Aparte de nobles, amigables y leales, los perros también son increíblemente astutos y capaces de utilizar los más variados subterfugios para hacernos cumplir sus caprichos. Ya sea comida, subirse en la cama para un buen masaje en el vientre, o para que le abramos la puerta al mundo libre de los jardines y las calles.

Enlaces patrocinados

En pocas palabras, los perros nos manipulan a su antojo solo con su mirada, a sabiendas de que nuestro amor por ellos nos lleva a consentirlos en todo lo que podamos.

Una mañana, como tantas otras, Mel un canino que vive en Brasil, salió disparado de su cama, acostumbrado como estaba a despertar a su humano Vagner Oliveira para que le abriera la puerta y le dejara ir a la calle.

Rápidamente, el enérgico perrito lo guía hasta la puerta principal de la vivienda, sobre la cual posa sus patas delanteras en señal de querer salir, a lo que el Oliveira, desperezándose aún, accede.

Pero, lo más curioso es que la intención del animalito no es divertirse y retozar al aire libre, sino más bien, como todo miembro responsable de su familia, ir al supermercado para llevar de vuelta a su casa el “pan de cada día”. 

Enlaces patrocinados

A Mel le encanta el pan recién hecho y calientito por la mañana. Vagner conoce la debilidad de su dorado amigo y no ha perdido la oportunidad de registrar una de sus muchas aventuras con el panadero en video. Evidentemente, las imágenes de esta sensacional y peluda creación cautivaron los corazones de miles de internautas y de las redes sociales.

“‘El mejor amigo del hombre’, ‘Qué lindo gesto’, ‘Adorable’, ‘Quiero un perro igual’, escribieron los cibernautas en la publicación que no tardó en volverse tendencia en países como México y Estados Unidos.

Estos también notaron la dulzura gestual del canino para con su humano, quien, de no haber sucumbido a esos encantos tan únicos de los perros, tal vez podríamos pensar que no se trata de algún ser de este planeta. Nadie escapa a tanta ternura. Eso sí, seguramente el hombre nunca imaginó el resultado de aquella primera vez que este perrito salió de casa.

“Me ‘convenció’ para dejarlo salir a la calle con una tierna carita y mi amor por él hizo que le abriera la puerta y lo dejara irse por unos minutos”, aseguró el cuidador.

@vagneroliveira79♬ som original – Vagner Oliveira

En las imágenes se ve y escucha al hombre gritarle al animal: “rápido”, “rápido”, “ven”, “¿cuántos panes conseguiste hoy?”, alerta de que no le sucediera algo mientras corría como rayo moviendo la cola emocionado por las desoladas calles del lugar.

Enlaces patrocinados

Pero, ¿cómo es que este intrépido y dinámico orejudo consigue el pan realmente? Sencillo. Su fuente es un panadero del mercado y archiconocido del perrito, quien le facilita todos los días la pieza. Misterio resuelto.

Comparte esta divertida historia con tu gente querida. Ama, cuida y consiente a tus queridos “manipuladores”. No hay más. Ellos se lo merecen.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!