Veterinario tiene un adorable método de vacunar a los perros sin que ellos no noten

André Santos es un veterinario del Hospital Veterinario do Restelo, en Lisboa, que se ha hecho famoso por su maravillosa forma de tratar a los peludos, especialmente cuando los cachorros se van a vacunar.

André se desvive por los animales, a quienes siempre recibe con una sonrisa y buen humor, tal como lo ha demostrado en las publicaciones de sus redes sociales que se han vuelto virales con miles de reacciones de los usuarios que han elogiado su profesionalismo y amor por los animales.

Ama lo que hace, su vocación lo motiva a ser el mejor amigo de cada paciente que recibe

Este veterinario tiene una forma adorable de vacunar a los cachorros sin que ellos se den cuenta, este doctor transforma la ansiedad y el temor de estos cachorros cuando les toca ir a consulta médica en una experiencia encantadora.

Con este veterinario no sienten temor alguno, saben que están en un lugar seguro

veterinario

André, quien es el director de la clínica, realmente ha encontrado una manera adorable de hacer que los peludos disfruten de la visita al veterinario.

Todos sus pacientes se sienten cómodos y seguros con el trato que reciben de parte de este extraordinario doctor que no se limita a aplicar sus conocimientos para mejorar su salud.

El veterinario André se ha ganado una gran reputación en el medio por su amor, pasión y diversión para mantener a las mascotas sanas y felices al mismo tiempo.

Cuando un paciente peludo llega a su clínica para recibir una vacuna, André se acerca a él con la aguja en mano mientras les hace un pequeño juego usando el refuerzo positivo para que sea un tiempo de juego y golosinas, sin que los cachorros se den cuenta de que serán vacunados.

«Siempre que hacemos un procedimiento, debemos darle un trato positivo», dijo André.

Lo que hace André puede parecer poco convencional, pero los pacientes lo adoran por ello y eso realmente lo que le importa a este doctor. Su tierno método hace que los animalitos no tengan miedo y no asocien las visitas al consultorio con una experiencia desagradable o riesgosa.

Gracias a todas estas divertidas actividades los pacientes de André, quienes no dejan de mover su cola, no sienten el pinchazo y asocian la visita al veterinario con juegos, golosinas, sonrisas y especialmente mucho amor.

En sus redes sociales, el veterinario comparte sus experiencias a través de tiernas imágenes y vídeos en la clínica donde trabaja.

En su perfil de Instagram tiene más de 433 mil seguidores que están cautivados con su labor, y que lo han tomado como un profesional referente de la salud de las mascotas.

Los perritos no dejan de mover su cola y sus dueños no dejan de agradecerle a esta doctor y amante de los animales por tratar a sus mascotas con tanto cuidado.

Es muy motivador para los padres humanos de estos peludos ver que sus macotas no sufren cuando les toca recibir la vacuna o cualquier otro tratamiento para mantenerse saludables.

André resalta la importancia de practicar el refuerzo positivo y la conveniencia de no colocar a los canes sobre la superficie de la mesa metálica directamente.

En su consulta André usa un empapador sobre el cual coloca al perro. Algunos cachorros son vacunados en el suelo y si es necesario bailar antes una divertida samba lo hacen, todo lo que sea para mantener al cachorro feliz y distraído es bienvenido.

Este veterinario se gana la admiración de todos por la forma amorosa de tratar a sus pacientes. Ojalá que tengamos más profesionales como él, comprometidos con el bienestar de nuestras mascotas y por ofrecerles todo el amor posible.