Graban al osito bebé que tuvo problemas con mamá por ir a curiosear a la gente por las ventanas

Despertar de un descanso bajo la mirada de un intruso puede resultar un poco extraño y alarmante. Sumer Walser Williams y su esposo jamás imaginaron que un día cualquiera los sonidos de un adorable visitante lograría sacarlos de su placentero sueño.

Enlaces patrocinados

Resulta que mientras dormían en su casa de Carolina del Norte, el lindo mirón los sorprendió.

«Escuchamos un ruido metálico fuera de la ventana de nuestra habitación que da a nuestra terraza delantera», dijo Sumer.

No pasó mucho tiempo para que los Williams descubrieran de qué se trataba.

«Efectivamente, cuando encendí las luces de la terraza delantera, había un cachorro en la puerta principal», agregó Sumer.

Mientras Sumer y su esposo estaban asombrados ante el inesperado visitante, el curioso cachorrito se puso de pie y miró por la ventana. Lejos de molestarse por despertar de su descanso por la visita que llegó sin previo aviso, Sumer y su esposo estaban encantados.

“Recordamos haber pensado que era totalmente genial’”, dijo Sumer.

Pero no todo el mundo estaba tan complacido con la audacia de este osito que había llegado a la casa de los Williams sin permiso.

Enlaces patrocinados

Después de unos momentos, la mamá del cachorro apareció y subió a la cubierta para buscar a su bebé en el acto.

Todo indicaba que esta visita fue una travesura del pequeño oso y que su madre no estuvo de acuerdo.

Sumer no quería dejar esta especial experiencia y grabó un vídeo que compartió en las redes sociales, conmoviendo a muchos corazones.

No te pierdas este emotivo momento:

Enlaces patrocinados

Sumer, quien tiene dos niños pequeños, entendió perfectamente la reacción de la madre oso tras la conducta de su hijo descarriado.

“Fue tan fácil de identificar. Esa es mi experiencia diaria con mis propios hijos. Creo que eso es lo que hizo que el video fuera tan grandioso. Demostró que algunos aspectos de la crianza de los hijos son iguales en todas las especies «, dijo Sumer.

Después del encuentro entre esta madre y su pequeño oso, ambos se perdieron en la oscuridad, poniendo fin a la inesperada visita que recibieron los Williams y que por siempre recordarán.

«Te he dicho cientos de veces que no molestes a la gente», fue el mensaje que imaginó Sumer.

Seguramente el cachorro entenderá que es mejor mantenerse alejado de las personas, pero según Sumer esta no es la única lección aprendida.

Enlaces patrocinados

“Estas visitas son solo recordatorios de que nosotros somos tan huéspedes en sus hogares como ellos lo son en los nuestros”, agregó Sumer.

Realmente los animales no dejan de sorprendernos, comparte esta divertida historia con tus amigos

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!