Graban el acto de un policía con el perrito callejero mojado que temblaba de frío en un desagüe

La policía cargó en brazos a este perrito que había quedado atrapado en un desagüe mientras estaba temblando de frío. El hecho sucedió en Bogotá, Colombia, donde este cachorro callejero estaba abandonado, solo y aterrado en medio del agua que crecía y amenazaba con arrastrarlo.

Por suerte, la Policía llegó justo a tiempo y logró salvarlo gracias al llamado de un vecino que vive cerca de la localidad de Engativá, quien se percató de la situación y de inmediato dio parte a las autoridades para que se hicieran presentes y atendieran la emergencia.

“Nos comentó el caso a un compañero y a mí sobre un perrito que se encontraba en el caño y nos dijo que, si lo podíamos ayudar”, dijo el auxiliar policial Harold Sneyder Baños.

Cuando llegan las lluvias y las temperaturas bajan los peludos que viven en la calle son unos de los más afectados. No tienen un hogar y están expuestos a las inclemencias de la naturaleza, y este perrito fue uno de ellos, quien vive en las calles de la ciudad de Bogotá, Colombia.

El peludo por error terminó dentro de un caño y no podía salir de ahí, mientras el agua de la lluvia corría en crecida por ese ducto. De haber permanecido un poco más de tiempo ahí lo más seguro era que la corriente lo hubiese arrastrado.

“Yo vi las posibilidades de hacerme cargo y de poder ayudar al perrito. Le dije a mi compañero que me sostuviera el teléfono mientras yo me metía en el caño, y que después me ayudaran a subir porque el perrito no podía `hacerlo solo y alguien tenía que ayudarlo”, agregó Harold.

Harold, quien solo lleva siete meses trabajando en este cuerpo de seguridad, no le importó mojarse, y en ningún momento dudó en bajar hasta donde estaba el pobre perrito y tomarlo entre sus propios brazos, para así llevarlo a un lugar seguro, donde pudiera secarse y calentarse. Necesitaba ayuda urgentemente, porque tiritaba del frío.

“Cuando tomé al perrito, el pobre estaba todo mojado, pero lo alcé y lo saqué”, dijo Harold.

Pero la generosidad de Harold fue más allá de salvar la vida del cachorro, también se ofreció a cuidarlo. Tobby, como es llamado este canino en la comunidad, ahora está bajo la protección del oficial, quien se preocupará de que no vuelva a pasar más necesidades.

“Sin importar las circunstancias, nuestros policías están al servicio de la comunidad. El Auxiliar de Policía Harold no lo pensó para lanzarse al caño ubicado en la Av. Boyacá con 26, y salvar a Tobby, un perrito que se encontraba atrapado por las aguas lluvias”, dijo la Policía de Bogotá para reconocer la valentía y la solidaridad de su oficial.

Lo que sí pensó Harold en ese momento fue en salvar al cachorro y que si él tuviera un perrito quisiera que alguien más lo salvara si se encontrara en problemas.

Comparte esta maravillosa historia. Ahora Tobby vive feliz con su héroe.