Graban el estremecedor comportamiento de un tigre de bengala muy deprimido en un zoológico

De la misma manera en que los seres humanos podemos presentar un amplio repertorio de problemas de tipo psicológico, los cuales tienen una repercusión negativa en nuestro bienestar, muchos animales, especialmente mamíferos, también pueden sufrir de este tipo de psicopatologías, más aún, los que viven en cautiverio en tiempos de pandemia.

Los animales también sienten igual o más que nosotros

Y es que, por naturaleza, los animales de los zoológicos se aburren, se estresan, sufren y presentan comportamientos neuróticos, incluso cuando estos parques cuentan con personal presencial para su cuidado.

El problema es que, después de la visita inesperada de este terrible enemigo invisible del COVID-19 todas estas especies han quedado a su suerte producto de la cuarentena obligatoria que se ha tenido que imponer en todo el mundo.

¡Están desamparados y desesperados!

En el Yunnan Safari Park de Beijing, la capital de la República Popular China y primer epicentro del mortal virus puede verse a un tigre de bengala blanco caminando en círculos en un evidente estado depresivo que mantiene muy preocupados a los cuidadores del parque, luego de que la vida en el país asiático parece estar volviendo lentamente a la “normalidad”.

La salud mental en la que fue reencontrado el animal así como el limitado espacio en el que vive, llamó la atención inmediata de los empleados del lugar, quienes aseguraron que el felino recibió atención psicológica de emergencia.

Sin embargo, es esa la realidad de un tigre dentro de un zoológico chino que mantiene indignados a muchos usuarios de las redes sociales.

La ayuda psicológica llegó en forma de alimentos y juguetes. Desafortunadamente, no sirvieron de mucho para aligerar la pena del mamífero, después de tanto tiempo entregado injusta y precipitadamente a la más absoluta soledad.

De este modo, los guardianes del zoológico optaron por la opción de retirarlo de la vista del público para dedicarse a él.

“Se espera este tipo de comportamientos después de que los animales se hayan quedado en un zoológico durante mucho tiempo”, dijo un miembro del personal a la prensa.

A partir de este precedente y movidos por la compasión ante el triste confinamiento del tigre, el zoológico implementó un programa para que los visitantes interactúen de manera más directa con las especies usando cañas de pescar para alimentar a los demás tigres cautivos.

“Esta estrategia tal vez ayude a los animales a sentirse más acompañados y evitar en el futuro casos como este”, añadió el trabajador.

De ahora en adelante es Ley para el Yunnan Park, situado al sureste de China, la implementación permanente de este tipo de programas para mantener activos a los ejemplares y evitar que caigan en los oscuros e insondables agujeros de la depresión.

Sin embargo, esto no ha evitado que el lugar donde fue captado el vídeo del animalito y que le ha dado la vuelta al mundo haya sido objeto de una multitud de críticas por parte de los usuarios, por lo que, la decisión final fue cerrar el lugar al público indefinidamente.

Quizás ahora que estamos encerrados por este giro del destino que no nos preguntó si queríamos o no, sino que nos obligó a quedarnos en nuestras casas para evitar el contagio por coronavirus podamos aumentar nuestra empatía y ponernos en el lugar de tantos seres que sufren injustamente la privación de su libertad.

Su corazón está destrozado

'Depressed' bangal tiger walking in circles endlessly at beijing zoo😕😠

Publicada por Suresh Jaurwal en Jueves, 23 de abril de 2020

Este hecho nos invita a la reflexión, aunque no podamos evitar el hecho de que cualquier intento que hagamos de interpretar la depresión en los animales siempre se hará, se quiera o no, desde una perspectiva humana. Es una situación verdaderamente complicada.

Es una situación indignante la que viven muchos animales cautivos que intentan mantenerse con vida en condiciones más deplorables a las habituales durante la cuarentena. Comparte esta noticia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!