Graban la reacción de 5 gatitos rescatados de la calle tras descubrir el regazo de mamá

Son muchos los peluditos que encuentran una segunda oportunidad después de vivir terribles experiencias en las calles. Gracias a la infinita paciencia y amor de centros de rescates y voluntarios, muchos logran tener una nueva vida.

Esta es la historia de cinco gatitos rescatados de las calles que necesitaban atención médica de manera urgente.

Los gatitos estaban en terribles condiciones.

Los peluditos fueron llevados a Animal Welfare League of Ailington (AWLA), centro de rescate animal ubicado en el condado de Arlington, Virgina-Estados Unidos.

El estado de salud de todos los peluditos era delicado, tenían una bacteria en sus ojos, la nariz tapada, y parecían solo pequeños bultos de piel y huesos.

Apenas tenían un par de semanas de nacidos.

Debido a su condición necesitaban estar bajo observación las 24 horas de día, por suerte, Penny Richards, una madre de acogida del programa Kitten College decidió hacerse cargo de ellos. Al respecto, Penny dijo:

“Los cinco, Weston, Walker, Margaret, Dorothea, Ansel, recibieron el nombre de famosos fotógrafos en blanco y negro, ya que eran una camada en escala de grises”.

Desde el momento en que llegaron a casa de Penny, todos los peluditos disfrutaban estar bajo su regazo, su estado de salud no les impedía agradecer con tiernas caricias lo que estaba haciendo por ellos.

Si bien todos estaban enfermos, Maggie, la más pequeña de la manada estaba más delicada que el resto de los gatitos.

Todos tenían infección respiratoria.

Maggie presentaba congestión y deshidratación, por lo que Penny tuvo que alimentarla con una jeringa durante todo el día por varios días, a medida que iba mejorando le daba líquidos tres veces al día.

Esta amante de los animales le brindó todos los cuidados y tratamientos que necesitaban, incluso, los nebulizó para mejora su sistema respiratorio.

Bajo el cuidado de Penny fueron revelando grandes mejorías.

No fue sino cuestión de tiempo para que todos los peluditos mejoraran satisfactoriamente, la infección de sus ojos y nariz sanó por completo, ahora era una camada que disfrutaba explorar cada rincón de la casa.

Por supuesto, seguían acurrucándose en el regazo de Penny pero con mucha más energía.

 “Ansel fue el primero en venir a acurrucarse después de comer, todas las veces. Se acurrucaba en mi regazo por un tiempo, luego estaba listo para jugar”.

Maggie tardó un poco más en sanar por completo pero rápidamente se integró a la diversión con el resto de la camada.

“Una vez que terminaba de comer, se pavonea hacia ti, se sube a tu regazo y se lava las patas y la cara mientras ronronea”, dijo Penny.

Si bien todos los peluditos tienen personalidades diferentes, cada uno tiene algo que los hace especial, a su manera, buscan la manera de cerca de su madre y que los carguen por algún tiempo. Penny destacó:

“Thea y Ansel se unieron increíblemente y siempre hacían todo juntos y se perseguían. A Weston le encantaba frotar su cara sobre ti, y Walker era nuestro pequeño bicho raro que se destetó dos semanas más tarde que sus hermanos, y hasta el día de hoy todavía se alimenta de su comida húmeda”.

«Al igual que las personas, cada gato tiene una voz diferente y me encanta escuchar a una camada de gatitos maullar y distinguir todos los sonidos diferentes. Walker toma el control con su fuerte grito de «ALIMENTARME», Weston tiene el zumbido más largo de un maullido, Thea tiene un maullido agudo, Maggie tiene un pequeño maullido suave que apenas se puede escuchar sobre los gritos de los chicos … y luego Ansel generalmente camina ronroneando en voz alta en lugar de gritar pidiendo comida, pero puedes escuchar su dulce maullido cerca del final de este video», escribió junto a las escenas que enamoran a millones.

Por semanas, estos cinco gatitos estuvieron con Penny creciendo sanos y fuertes, durante su estadía en el hogar de acogida no dejaron de acurrucarse en su persona favorita.

Solo bastaba que Penny entrara a la habitación para que todos salieran corriendo a sus pies, juntos formaban la más adorable montaña de gatitos esponjosos.

Después de 11 semanas los gatitos estaban listos para ser adoptados.

No pasó mucho tiempo para que algunas familias se enamoran de estas adorables bolas de pelos, afortunadamente, algunos fueron adoptados en pareja, Thea y Ansel se fueron juntos a su nuevo hogar.

Weston y Maggie también conquistaron el corazón de una familia y fueron adoptados juntos. Walter se hizo amigo de un gatito llamado George y aún está en la esperaba de que una familia los acoja.

Penny no puede estar más emocionada y agradecida de ser parte de esta historia que logró un final feliz. No hay satisfacción más grande que saber que todos los gatitos disfrutan de los mimos y el amor de familias que los aman incondicionalmente.

Solo quien ha tenido una mascota en casa conoce el verdadero amor. Anímate a tener tu propia historia y adopta, muchos peluditos esperan por ser amados. ¡Comparte!