GRAN VICTORIA – Primera ministra británica impide que los parlamentarios deroguen la Ley de Caza

La defensa de los derechos de los animales es un tema que siempre debería estar sobre la mesa de discusiones sobre las reformas de las regulaciones de la protección y el resguardo de los animales.

Las especies que habitan en la vida silvestre deben ser respetadas y protegidas de depredadores que acaban con ellas, colocando a muchos de estos animales bajo la condición de especies en peligro de extinción.

Theresa May, primera ministra del Reino Unido y líder del Partido Conservador, confirmó hace un par de días que declinó la opción de voto por parte de los parlamentarios para derogar la llamada Ley de Caza.

Aunque la primera ministra había asumido una posición contraria con el parlamento, reconoció la importancia de este cambio tras la gran reacción nacional sobre este tema.

La Ley de Caza fue propuesta en el 2004 e introducida por los laboristas. Esta ley prohíbe el uso de perros para cazar zorros y otros mamíferos de la vida silvestre en Inglaterra y Gales.

La líder del Partido Conservador declaró que había recibido un mensaje muy claro sobre este asunto que provocó una fuerte polémica entre los que estaban a favor de la prohibición y los aficionados a esta práctica.

Tras perder la mayoría absoluta en los comicios adelantados en el pasado mes de junio, la ministra decidió no darle a los diputados la opción de votar sobre esta ley hasta 2019.

Sin embargo, atendiendo a los resultados de las distintas reacciones, ratificó que no habrá tal votación durante el actual Parlamento, es decir hasta el año 2022, fecha en la que corresponde nuevas elecciones generales británicas.

Jeremy Corbyn, líder laborista, manifestó abiertamente algunas críticas sobre la posición de la primera ministra al defender la caza del zorro durante su campaña electoral, y por el planteamiento sobre la votación para revocar la prohibición.

Theresa May ratificó que su rol como primera ministra no se limita a lo que ella piensa sobre un tema específico, sino a la visión del país en general.

Esta ley será aplicada en Inglaterra y Gales. Escocia tiene su propia legislación sobre la prohibición de la caza del zorro y los norirlandeses no la prohíben.

Chris Pitt, de la Liga contra los Deportes Crueles, comentó que la caza es una práctica muy cruel que afecta directamente al bienestar de la vida silvestre con fuertes ataques mediante manadas de perros muy agresivos. Manifestó su agrado por la decisión adoptada por este Gobierno.

Es muy positivo que por fin sea aceptado y entendido que los deportes con dosis de crueldad animal no deben ser considerados como parte de la sociedad del siglo XXI. Realmente es un gran avance que este parlamento no intente legalizarlo nuevamente.

Metro

Se espera que el próximo parlamento mantenga la misma posición y no cambie el sentido de esta decisión que reúne los esfuerzos realizados por los activistas, organizaciones de protección y defensa de los derechos de los animales, así como el ciudadano común que de una u otra forma ha dado su aporte.

Es un paso relevante que protege la vida de estos animales. Comparte con tus amigos y familiares esta gran decisión que une a millones de voces que gritan al unísono… ¡Basta ya de tanta crueldad animal!

NUESTRO VIDEO DEL DIA

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!