Hacen lo posible por salvar a una yegua que tras emocionarse terminó atrapada en un canal

Los animalitos al igual que los seres humanos pueden dejarse llevar por sus emociones y protagonizar escenas que sin querer terminan en un verdadero problema.

Este es el caso de una adorable yegua de 19 años que terminó en un canal por error. La yegua vive en una granja en la ciudad de Pontoise, al norte de Francia.

El paseo de esta yegua terminó en un rescate.

Sin querer, el indefenso animal quedó atrapada en el canal sin la posibilidad de salir por sí sola. Rasgos del norte, como se llama la yegua se deslizó por una pendiente después de tener un impulso excesivo de alegría.

La yegua que sufre de una enfermedad en los huesos, terminó con la mitad de su cuerpo cubierto de agua, debido a su enfermedad le resultaba aún más difícil salir por su cuenta por lo que se necesitó de todo un equipo de rescate para poder sacarla.

Se necesitó de maquinaria pesada y muchas personas para el rescate.

La granja Les Z´Herbes Folles dio a conocer la noticia a través de su cuenta de Facebook, destacan que la yegua lleva 8 años con ellos y conoce muy las instalaciones, sin embargo, un repentino ataque de emoción hizo que terminara pendiente abajo. Al respecto comentan:

“No se cayó, no se tropezó, solo tuvo un impulso de alegría demasiado cerca del agua. Menos mal que el equipo de la granja presenció la escena y pudo intervenir. Inmediatamente, veterinarios, bomberos, equipo de Les Z´Herbes Folles y personal municipal fueron llamados de refuerzo para sacar a nuestra abuela de su baño de barro.

Una vez más, se necesitó del profesionalismo y tenacidad de los bomberos, veterinarios y voluntarios para sacar a la yegua, que durante unos segundos se convirtió en un unicornio sobrevolando la cuenca centenaria del parque del castillo de Marcouville”.

El personal tuvo que realizar varias maniobras durante el rescate, incluso necesitaron de una grúa y arnés especial para alzar a la yegua y llevarla a tierra firme.

Afortunadamente, Rasgos del norte parecía comprender que estaba en una difícil situación y estuvo completamente receptiva.

Aunque el rescate no fue para nada sencillo, finalmente lograron sacarla sin causarle lesiones, más allá de la suciedad y el gran susto que se llevó fue liberada.

La alegría de esta yegua hizo que terminara en una pantanosa situación, seguro que tendrá más cuidado la próxima vez que camine cerca del agua. Infinitas gracias a todos los que hicieron esto posible.

Comparte con tus amigos y sigamos apoyando el trabajo de estas organizaciones de rescate. Ellos son esos héroes que el mundo necesita.