Un perro sobrevive a una caída de 200 metros y se refugia en una cueva esperando ayuda

La expedición de un hermoso y aventurero Border Collie junto a su mami y un grupo de escaladores pudo terminar en tragedia, si no hubiese sido por el excelente trabajo que realizó una brigada de rescate. Te contamos el gran susto que vivió un perrito llamado Fango y que ahora se convirtió en una increíble historia de supervivencia.

Enlaces patrocinados

Este peludo francés tiene 5 años y mucha suerte.

El hecho ocurrió el 28 de febrero, cuando Fango acompañaba a su mamita Lauriane  en una aventura de escalada. La mujer junto a sus compañeros tomaron crampones y piolets para domar la cresta de Culaghja, sobre Asco en el departamento de Haute-Corse (Francia), cuando se presentó un incidente.

Algo falló y uno de los escaladores cayó al vacío junto a Fango. Tanto el perrito como el hombre cayeron por una pendiente de casi 200 metros.

Todos temían que Fango no hubiese resistido la caída.

La desesperada Lauriane llamó a emergencia, pues ante semejante ayuda era muy complicado rescatarlos sin ayuda. Un helicóptero maniobrado por gendarmes de alta montaña debió intervenir. 

“Estábamos a una altitud de 2.000 metros. Cayeron al menos 200 metros. Realmente fue el susto de mi vida. Yo no los vi. Afortunadamente, mi novio me llamó para decirme que mi amigo se había caído y que vio a Fango encima de él”, recordó la dueña.

Los rescatistas lograron dar con el amigo de Lauriane, pero no con el perrito. La mujer desesperada decidió continuar con la búsqueda de forma independiente, pero al caer la noche no tuvo otra opción más que retirarse.

Enlaces patrocinados

¡Estaba fuera de discusión que dejara a mi perro! Fue un impulso emocional terrible. Fue como en las películas. Decidí subir para buscarlo. No había forma de que pudiera dejarlo allí”, recuerda la maestra. 

Al día siguiente, Lauriane continúo con la expedición y un oficial del pelotón de gendarmería de alta montaña (PGHM) decidió tomar sus esquís y unirse a la búsqueda. Se trataba del rescatista Rémi, quien volvió al sitio del accidente y tras varios llamados, introdujo su cabeza por una falla que separaba una roca de la nieve y el peludo estaba allí.

Fango había quedado atrapado en la rotura a unos 30 metros por debajo de la salida. El peludo estaba débil y asustado, así que no hacía ningún tipo de ruido. De no haber sido por la intervención del gendarme, su destino hubiese sido fatal.

Acá hallaron al pobre Fango.

Lauriane, que miraba al hombre a través de binoculares no podía creer que su perrito  estuviese vivo.

Enlaces patrocinados

 “En un momento, vi que se detuvo. Pensé que se estaba rindiendo, que mi perro estaba muerto… ¡Entonces los vi bajar juntos! ¡Fango se salvó! El perro había pasado la noche en un agujero en busca de refugio. El alivio me inundó. ¡Fue demasiada emoción en tan poco tiempo!”, recordó la dueña.

A diferencia del escalador, Fango no presentó ningún tipo de lesión y pudo regresar a casa junto a sus padres humanos y a sus hermanitos caninos Cookie y Joya. Por su parte, Lauriane está feliz y considera que su Collie: “¡No es solo un superviviente, es un guerrero!».

Nos contentan los finales felices, comparte esta increíble historia y envíale todo tu afecto a este hermoso perrito y su amorosa dueña.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!