Hallan un perro anciano colapsado en la calle, al examinarlo no pueden entender tanta maldad

Abuelo Roly es el nombre de un adorable perrito que fue encontrado colapsado en la calle, tras ser abandonado solo por ser viejito.

Lamentablemente, algunas personas piensan que las mascotas son como muebles viejos que después de determinado momento lo terminan desechando. Desafortunadamente, este fue el destino del perrito que hoy solo desea tener un nuevo hogar que lo acepten como es, y lo amen incondicionalmente.

La realidad para los perritos viejos abandonados es más fuerte.

El perrito fue rescatado por un hombre que lo vio deambulando solo por una transitada calle en Bangkok-Tailandia, esta persona lo alimentó y le dio agua.

Su gesto de misericordia fue mucho más allá, contactó a la organización AnimalSTEP Oficial quienes se hicieron responsables del perrito.

Sus nuevos cuidadores le realizaron los exámenes pertinentes para evaluar su estado de salud y determinar si tenía alguna lesión, increíblemente el perrito se encontraba en perfecto estado, solo tenía una pequeña lesión en la cadera algo característico de los perritos cuando superan la edad adulta. AnimalSTEP Oficcial comentó al respecto:

“Parece que lo cuidaron bien. Está muy limpio, ni una sola garrapatas ni pulgas en él. Está bien alimentado y esterilizado”.

Sus rescatistas estiman que tiene 10 años de edad, las únicas afecciones que padece es sobrepeso y un pequeño problema de cadera, características propias de un perrito viejo.

Tomando en cuenta las condiciones en que fue encontrado Abuelo Roly, sus rescatistas no entienden por qué estaba en la calle. Sus nuevos cuidadores hicieron todo lo posible por contactar a sus antiguos dueños, llegaron a pensar que quizá se había perdido y había alguien esperando que volviera.

Pese a todos los intentos de encontrar a sus dueños no obtuvieron ninguna respuesta.

A través de las redes sociales circuló una foto del perrito pero nadie lo reclamó.

Evidentemente, no se trataba de un can que había pasado toda su vida vagando en las calles. Abuelo Roly alguna vez tuvo un hogar, pero lamentablemente, sus dueños ya no lo querían como parte de la familia y decidieron abandonarlo. Al parecer, ya era demasiado viejo para sus dueños.

Actualmente, esta hermosa bola de pelos vive en un refugio temporal, los voluntarios afirman que pese a su edad y su problema de cadera está en perfecto estado y con mucha energía para disfrutar el resto de su vida al lado de una familia que lo acepte y ame sin condiciones.

Viejito y llenito de amor quiere un hogar que lo ame tal como es.

Ojalá logre conquistar el corazón de alguien y termine de pasar sus años dorados en un acogedor hogar recibiendo amor del bueno.

Ningún motivo es suficiente para abandonar a un perrito, todos merecen ser tratados con respeto y disfrutar de una vida digna. Comparte esta historia en tus redes y motiva a tus amigos a ser parte de esta comunidad amante y defensora de los peluditos.