La tierna petición a Santa para su caballo y su hermanito conmueve a las redes

Se acercan las fiestas navideñas y, como es costumbre en este tiempo, todos se preparan para dar y recibir obsequios, sobre todo, los niños. Por ello,como los más pequeños ya hicieron sus cartas al niño Jesús, hoy te queremos regalar un poco de inocencia, amor y honestidad en la petición de un niño brasileño a Papá Noel.

Y es que no se trata de una moto, o de una pista de carros que vuelen como el relámpago. Lo que Pedrinho pide en su carta escrita a mano y dirigida al Polo Norte son dos bolsas de maíz para alimentar a su caballo, una red de pesca, una bolsa de canicas y, por supuesto, un “teléfono con pantalla táctil”.

Pedrinho y Gateado

Y es que después de que Pedro Zilch, quien vive en Beckenkamp Allotment, en Santa Cruz do Sul perdió a su madre a consecuencia del cáncer, su caballo Gateado se ha convertido en su mejor y más fiel amigo, su compañero inseparable que le ayuda a superar sus grandes desafíos diarios, ya que el niño debe compartir las responsabilidades del hogar junto con sus hermanitos, Isidor, de 7 años, Mateus, de 14, y su padre, Isidor Renê Zilch.

Cada mañana, Pedro participa en las actividades del Servicio de Convivencia y Vinculación, promovido por la Asociación de Proyectos Educativos y Sociales para Niños y Adolescentes (Aesca), y asiste al tercer año de la Escuela Harmony.

Pedrinho perdió a su mamá hace un año a consecuencia del cáncer

Pero un día, durante una actividad navideña, la inocencia mezclada con la precoz madurez del niño asombró a todos los presentes y, en especial, llamó la atención de la directora de la Asociación, Roriane Peres Chagas.

“Nos pidieron que organizáramos con los niños la producción de cartas para Santa, que Philip Morris patrocinaría. Los niños pidieron numerosas cosas, como ropa, zapatillas, juguetes, mochilas y diversos útiles escolares. Sin embargo, la carta de Pedro no pedía regalos, sino más bien materiales para satisfacer las necesidades de su familia y su pequeño caballo”, dijo Peres.

Esta hermosa e inocente petición de Navidad ha conmovido a millones de lectores en las redes sociales, y su mensaje se regó como la pólvora, siendo compartido entre familiares y amigos como símbolo de la buena voluntad y los buenos deseos que deben llenar nuestros corazones, sobre todo en esta época de unión y hermandad.

Los sacos de maíz que quiero dárselos a Gateado, y quiero tomarle fotos con el teléfono. La bolsa de canicas es para darla a mi hermano pequeño, y la red de pesca es para ir con mi padre a pescar en el mar”, dijo Pedrinho.

El caballo es tratado con extremo cuidado y afecto por el niño, quien le alimenta directamente de su mano a la boca del animal. De hecho, el objeto de mayor valor solicitado por él, el teléfono inteligente, tiene el único propósito de ser el instrumento para recordar con imágenes a su más fiel y querido amigo.

Dadas las repercusiones de las tiernas y generosas solicitudes del pequeño, varias empresas especializadas en cada uno de los ramos, se han mostrado más que dispuestas a satisfacer los deseos de este pequeño con alma de gigante.

La Navidad es la ocasión ideal para encontrar en tu corazón sus mejores sentimientos y compartirlos con tus seres queridos. No hay un adorno más bonito en el mundo, que la sonrisa de las personas que uno ama.

Comparte esta hermosa historia con tus seres queridos y, ahora que la Navidad está por llegar, recuerda que, si bien los regalos son el sueño de todos, los niños prefieren celebrar esta fecha tan especial junto a su familia y los seres que los aman y los cuidan todo el año.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!