El hijo de Donald Trump caza a una exótica oveja salvaje en peligro de extinción por capricho

Para importar trofeos de animales en peligro de extinción, un cazador estadounidense debe demostrar que su muerte ha sido beneficiosa para la especie, pero no para Donald Trump y su familia, a quienes, al parecer, les encanta la polémica

Y es que, en 2017, la propia administración Trump retiró las restricciones a la caza de trofeos de la gestión de Obama, en una de las clásicas retaliaciones políticas, tan comunes en todos los gobiernos del mundo.

El hermoso argali de Mongolia hoy está en peligro de extinción

Por supuesto, las importaciones de estas especies amenazadas continuaron y, el hijo del actual presidente estadounidense, Donald Trump Jr., no se contuvo para dar rienda suelta a la Ley de su padre y, con su permiso cazó un argali en Mongolia, una rara especie de oveja salvaje de grandes cuernos, orgullo y emblema de ese país asiático.

Algunos medios han informado que el señor Donald Trump Jr. se fue a un viaje de vacaciones a Mongolia a disfrutar de uno de sus grandes placeres: la cacería.

Acompañado en todo momento por elementos de la seguridad, tanto estadounidense como mongola, y no dudó en cobrarse la vida impunemente de este animal, que es considerado un tesoro nacional en la región y que se encuentra en peligro de extinción.

Trump Jr. le disparó a un argali por la noche, usando un rifle con una mira láser. Evitó que los guías de caza le desmembraran en el lugar de la cacería y les pidió que usaran una lámina de aluminio para transportar el cadáver y no dañar el pelaje ni los cuernos”, indicó Khuandyg Akhbas, uno de los guías.

Pero, esto no es todo. Además de un argali, este simpático y bien apoyado muchacho también mató a un ciervo rojo, sin importarle los permisos de caza requeridos tanto para una como para otra especie, cuya concesión a nivel local se encuentra controlada por el dinero y por la opacidad que generan las conexiones y la política.

Además, se dice que el amoroso padre y presidente de la nación más poderosa del planeta se reunió con el presidente de Mongolia, Khaltmaagiin Battulga, sugiriendo la posibilidad de que se le diera un trato especial a su querubín.

Aún se desconoce si Trump Jr. se llevó los cuernos del argali a Estados Unidos, lo cierto es que la legalidad a este respecto en la nación norteamericana es muy laxa, confusa y siempre cambiante.

“¿Cuáles son las posibilidades de que el gobierno de Mongolia hubiera hecho esto por alguien que no fuera el hijo del presidente de Estados Unidos?”, se preguntó la profesora de ética legal de la universidad de Washington, Kathleen Clark.

Donald Trump Jr. muy orgulloso de su infausta caza

El argali es uno de los animales más queridos y admirados por la población de Mongolia, no podemos más que lamentarnos de tanto abuso en contra de los seres indefensos.

Sin embargo, más allá de lo que se pueda hacer para detener esta indignidad, el problema fundamental son las leyes, que no son capaces de detener a estos cazadores que, con permiso o no, utilizan su dinero para comprar su “derecho” de matar a este precioso animal.

Una de las principales consecuencias de la caza furtiva es la extinción de numerosas especies de animales, lo cual trae consigo importantes y gravísimos cambios en el ecosistema.

A pesar de los múltiples esfuerzos de la mayoría de los países por detener la práctica de la caza de especies en peligro de extinción, lo cierto es que la caza furtiva, especialmente en Asia y África, sigue siendo una actividad muy extendida, cruel e inhumana.

Comparte esta noticia con tus familiares y amigos y protege a las especies. Todos los seres vivos tenemos derecho al bienestar y a la vida.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!