Viaja en motocicleta feliz junto a sus 6 sonrientes y fieles perros ante el asombro de todos

Seguramente en alguna oportunidad, al ir en tu vehículo por la autopista se te ha cruzado algún moticiclista de esos que, más que conductores parecieran equilibristas de un circo por gran la cantidad de cosas con las que sobrecargan sus caballos de dos ruedas y te preguntas: ¿cómo lo hacen?, ¿y la seguridad?

Pues esto es bastante común en países como Indonesia o Vietnam, y este hombre junto a sus seis compañeros inseparables, demuestran todos los días lo que es tener nervios de acero porque, para estos siete amigos, la felicidad está antes que la seguridad.

El hombre viaja todos los días en su moto con sus seis perritos a cuestas y sentados sobre unas latas de pintura, tan absolutamente relajados y felices que hasta podrían echarse una buena siesta sobre una montaña rusa.

“Aunque parece muy arriesgado, a estos perros no les importa lo que pasa a su alrededor cuando van en la moto con su humano, hasta parecen sonreír de placer”, dijo un conductor que ha visto varias veces al peculiar septeto.

Estos simpáticos animalitos, viajan y viajan sin preocuparse por nada, sin saber de peligros ni riesgo alguno. Pueden pasar todo el día rodando, echados y bostezando, sin importarles lo que pase a su alrededor. Definitivamente, no le temen a nada.

“El hombre también se ve siempre sonriente con sus animalitos. Son increíbles”, dijo otro conductor.

El intrépido grupo de reyes de la carretera nos demuestra con humor y buena cara, que la felicidad tiene tantas definiciones como personas hay en el mundo, cada una de ellas tan especial y tan única como la persona que la emite.

¿Y quién no podría ser feliz con esos lindos perritos que, ni siquiera se tambalean o se asustan, muy por el contrario, llevan siempre una sonrisa? Solo disfrutan de un lindo viaje en motocicleta junto a su dueño.

Lo mejor de esta historia es que nadie salió herido y que, hasta ahora siempre ha valido la pena el paseo. Y es que a veces creemos que la felicidad es la meta, y no nos damos cuenta de que solo podemos encontrarla en el camino.

Ser felices es algo tan subjetivo que cuesta describirlo con palabras. De hecho, creo que se utiliza de forma excesiva como reclamo de un ideal muchas veces difícil de alcanzar y muchas personas se obsesionan sin reflexionar qué es realmente para ellas ser felices.

Sin embargo, nuestro alegre y particular grupo de hoy sabe muy bien que la felicidad es una actitud, un estado mental y emocional ante la vida.

Comparte esta hermosa historia con tus seres queridos y amistades, porque en realidad la felicidad es algo tan íntimo, tan particular, tan profundo, que definirlo para todos por igual resulta imposible.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!