Un hombre alimenta a familia de cuervos durante 10 años y ahora las aves le traen regalos

Para muchas personas es inevitable romper lazos con aquello que en el pasado formó parte de tu vida y te ayudó a superar muchas cosas, la historia de Stuart Dahlquist, un hombre de 56 años de edad sigue este patrón. Desde muy pequeño ha demostrado cierta fascinación por los cuervos y ahora alimenta a toda una familia de plumas negras.

Lo enigmático de las aves cautivó a Stuart Dahlquist.

Todo comenzó cuando  escuchó en el patio delantero de su casa a unos cuervitos siendo alimentados. Un día se dio cuenta que las pequeñas aves  habían caído al suelo y parecían incapaces de volar por sus propios medios, así que decidió ayudarlos y ponerlos sobre un árbol hasta que sus padres vinieran a rescatarlos.

El patio de su casa se convirtió en el lugar favorito de los cuervos.

Al pasar el tiempo la familia de cuervos seguía en el  techo de la casa, motivados por lo recuerdos de las aves que tuvo en su infancia se acercó y alimentó con pequeñas dosis de comida hasta ganarse la confianza de toda la familia de cuervos. Desde siempre  el hombre se ha sentido atraído por las aves considerándolas parte importante de su vida.

Los cuervos parecen dejar pequeños detalles a Stuart, fragmentos de latas son los más frecuentes.

Para Stuart los cuervos son esos pequeños seres que aterrizan en la cerca y esperan ser alimentados cuando llega a casa. Incluso cuando va caminando vuelan con él aterrizando muchas veces en los cables y ramas del vecindario. Los alimenta dándoles comida seca para gatos con poco relleno y de buena calidad, aunque se cree que el maíz es su principal aperitivo no lo es para esta familia de cuervos.

Un petirrojo, una urraca y cuervos son tan solo algunas de las tantas aves que ha tenido Stuart. Cabe destacar que todas llegaron en condiciones de maltrato o abandono,  él les ofreció ayuda, nunca los sacó de su nido.

La relación de Stuart con los cuervos se ha hecho viral y cientos de personas comentan en las redes sobre esta historia:

“Los cuervos tienen aproximadamente la inteligencia de un humano de 3 años y son capaces de percibir profundidad. Se sabe que usan herramientas y pueden resolver acertijos complejos. Los amo“.

 

Otra usuaria comentó:

“Tenemos 2 cuervos residentes (russell – sheryl) Silbamos cada vez que dejamos nuestra comida para ellos, el año pasado fuimos postcesos que imitaban el sonido cuando trajeron a su cría a nuestro jardín. Nosotros los amamos.”

Para muchos estos animalitos son pequeños ángeles con plumas negras.

 

Boredpanda

Sin duda, Stuart ha demostrado ser un verdadero apasionado de las aves, qué bueno que podemos contar con personas que están  dispuestas ayudar a preservar la vida silvestre.

Comparte la nota para demostrar que todos los animalitos necesitan ayuda y es posible atenderlos sin sacarlos de su hábitat.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!