Hombre con el corazón destrozado tras robarle su perrita no puede creer que los milagros existen

Patrick Bartee es profesor en el Valencia College en Orlando, Florida. Inicialmente adoptó a su perro, Zoe, porque uno de sus estudiantes la encontró abandonada en las calles. Bartee se enamoró de ella de inmediato.

Hace dos años, Bartee dejó a Zoe con sus padres ancianos mientras estaba fuera de la ciudad. Sus padres fueron a un Walmart en Daytona Beach, y Zoe se había ido de casa cuando regresaron.

Bartee sintió un desconsuelo enorme cuando supo de la desaparición de Zoe

Las cámaras de seguridad en la casa de los padres de Bartee demostraron que la perrita no se había escapado, como originalmente pensaron. Alguien había llegado a la propiedad para llevarse consigo a la perrita.

Cuando Bartee se enteró de lo que había ocurrido a su dulce perra, estaba desconsolado. Buscó por mucho tiempo a su mejor amiga, sin suerte. El hombre perdió la esperanza, sin imaginar que el destino tenía otros planes para ellos.

Recientemente, Zoe fue encontrada en un apartamento en New Smyrna Beach. La familia que alquilaba el apartamento estaba siendo desalojada, por lo que los oficiales de control de animales vinieron a buscar a Zoe.

La llevaron a la Sociedad Humanitaria del Sureste de Volusia. Allí le dieron a la mascota un buen baño, le hicieron la respectiva evaluación médica y… ¿adivina? La escanearon a ver si tenía un microchip.

Zoe tenía el pelo largo y enmarañado, pero fuera de eso estaba sana y bien alimentada

¡Buenas noticias! De inmediato descubrieron que la mascota pertenecía realmente a Patrick Bartee y se pusieron en contacto con él al instante.

Bartee buscó a Zoe durante mucho tiempo, pero no tuvo suerte. Entonces, cuando la sociedad humanitaria lo llamó dos años más tarde del robo de su perrita, se sorprendió y se alegró al escuchar que finalmente habían encontrado a Zoe.

El reencuentro de Bartee con Zoe fue muy emotivo

Cuando Zoe vio a Bartee por primera vez en años, saltó a sus brazos. No cabía duda de que lo recordaba y, por supuesto, estaba muy feliz de verlo de nuevo. El refugio no está completamente seguro de lo que le pasó a Zoe mientras estuvo separada de su dueño original.

La familia que la tuvo recientemente afirmó que la compraron por $ 600. Probablemente se las vendió la persona que la robó. El pelo de Zoe estaba muy enmarañado cuando regresó a casa, pero Bartee dijo que parecía saludable y que no mostraba signos de abandono.

Bartee es un sobreviviente de cáncer de garganta. Dijo que Zoe estuvo a su lado durante todo el proceso, por lo que ella lo ayudó en muchos momentos difíciles. Es complicado perder a alguien que ha pasado por tanto contigo, así que Bartee está agradecido de que haya vuelto a su vida.

Actualmente, Zoe está felizmente establecida en su antiguo hogar, actuando como si nunca se hubiera ido. Bartee se alegra de que él la haya microchipado porque si no lo hubiera hecho, es posible que nunca la haya encontrado de nuevo.

Ahora Bartee y su amada Zoe están juntos para siempre

Tanto Zoe como Bartee están felices de estar juntos una vez más. ¡Comparte su alegría difundiendo su historia en las redes sociales!

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!