Hombre descubre un pequeño bulto tirado al borde de la carretera y corre a salvar su vida

Un hombre se ha convertido en un verdadero héroe tras salvar la vida de un indefenso animalito que encontró tirado al borde de la carretera.

Sammy fue el buen samaritano que se detuvo para investigar qué era el pequeño bulto tirado en la acera que llamó su atención, al acercase notó que se trataba de un colibrí bebé en muy mal estado.

Hombre ayuda a un colibrí que encontró tirado en la acera.

hombre

El colibrí estaba tan lesionado que difícilmente lograría sobrevivir solo, así que Sammy lo recogió con mucho cuidado y se lo llevó a su casa.

Si bien el hombre no tiene ningún conocimiento sobre el cuidado de aves, hizo todo lo posible para ayudar a salir al colibrí de la terrible situación en la que se encontraba.

El bondadoso Sammy ya había ayudado a rescatar perros anteriormente, así que confiaba en que podía darle una nueva oportunidad al colibrí.

@samd0331

The day I found Flit

♬ original sound – user4809611809801

El hombre llamó al ave Flit, era el primer ave que rescataba así que tuvo que crear un hábitat improvisado para que el colibrí se sintiera cómodo.

“No tengo pájaros, todo lo que tenía que hacer un cambio para la percha, así que tomé un palito de helado y lo pegué con cinta adhesiva a un lado”, dijo Sammy.

El pequeño Flit estaba muy débil, no tenía fuerza para volar o quizá le faltaba confianza. Sammy supuso que sería un poco de ambas así que con mucha paciencia se dedicó a alimentarlo y a motivarlo a volar.  Al respecto, el hombre comentó:

“Hubo un par de veces que comenzó a batir sus alas muy rápido. Pero aún si no fue capaz de volar”.

Lo principal era que el pequeño Flit recuperara fuerza, solo así lograría volar. Como estaba tan débil no podía comer por sí solo así que Sammy lo alimentaba con una pequeña jeringa. También instaló pequeños bebedores de néctar alrededor de su casa para imitar el entorno natural del colibrí.

“Descubrí que, como la mayoría de los otros animales, Flit estaba motivado por la comida”, destacó Sammy.

Increíblemente, después de unos días de su rescate, el pequeño colibrí se hizo más fuerte y ya se motivaba a volar sobre las ramas, aún no se desplazaba a largas distancias pero era solo cuestión de tiempo para que lo hiciera.

Para Sammy cada detalle era importante en la recuperación del colibrí, incluso llegó a bajar su tono de voz para no asustar a su nuevo amigo. Al respecto dijo:

“Yo siempre trato de mantener mi voz baja a su alrededor para no asustarlo”.

En varias ocasiones forró la jeringa con papel maché rojo para que el colibrí supiera que debía comenzar a buscar objetos brillantes que contuvieran comida.

Afortunadamente, todos los cuidados que el hombre le dio al colibrí fueron suficientes y finalmente el pequeño Flit estuvo listo para volar. Algo que sin duda emocionó a Sammy, su amigo estaba lo suficientemente fuerte para volver a la naturaleza.

“Fue un buen trabajo. Fue como ver a un bebé dar sus primeros pasos, algo casi mágico”.

Una vez que Sammy estuvo seguro que el colibrí podría sobrevivir por sus propios medios lo llevó a su patio trasero y lo liberó. El pequeño Flit fue directamente a la fuente de la alimento, esto alivio al hombre, le dio la seguridad que su pequeño amigo estaría bien y sobreviviría en su hábitat. Finalmente Sammy comentó:

“Pude tomar una pequeña y delicada criatura y cuidarla hasta recuperó la salud, hacerla la suficientemente fuerte para que pudiera salir al mundo por su cuenta”.

La pequeña y asustadiza ave se transformó en un fuerte y valiente colibrí gracias a los cuidados de un hombre que no pasó indiferente ante su situación.

Nos encanta saber que el mundo está lleno de héroes particulares que sin posturas raras ni apariencias engañosas apuestan por el bien común de los animalitos.