Se sorprende al comprobar que en el interior de la caja que halló realmente no habían perritos

Cuando un hombre se encontró con una caja misteriosa fuera de su casa en Carolina del Norte, jamás imaginó que en su interior se encontraría con unos hermosos bebés recién nacidos de oso negro, con las más tiernas narices puntiagudas del mundo.

Un paquete misterioso le esperaba

Cornelius Williams salió de compras durante solo 10 minutos y al volver se encontró con una caja de cartón en la puerta de su casa.

El hombre observó dentro del misterioso paquete y halló dos pequeños animales peluditos, envueltos en un jersey color gris, que pensó podrían tratarse de cachorros.

“Vi la caja justo en mi camino, cerca de mi auto. El ruido que salía de ella fue la razón por la que estaba tan preocupado. Era un ruido chirriante”, dijo Williams.

Todavía consternado por la situación, el hombre optó por llamar a la Oficina del Sheriff del Condado de Camden para que auxiliaran a los bebés. Al llegar a la casa de Williams, los oficiales determinaron que los animales eran cachorros de oso negro, no perritos.

Las autoridades aún no saben quién colocó a los cachorros en la puerta del hombre o de dónde vinieron los pequeños animales.

Eran recién nacidos

“Tienes que preguntarte quién los puso en la caja. ¿Por qué los pusieron en la caja? ¿Por qué los entregaron a esta dirección en particular? Eso aún no se ha determinado”, dijo el oficial Kevin Jones.

Ante una situación tan extraña, los oficiales decidieron llamar a la Comisión de Recursos de Vida Silvestre de Carolina del Norte para mover con seguridad a los cachorros y llevarlos a recibir atención médica en las instalaciones del zoológico de la zona.

Aunque los ositos lucían por demás adorables, detrás de su bella y tierna apariencia, se encontraba una triste verdad: esos bebés habían sido arrebatados del lado de su madre, aún tenían los ojos cerrados por lo que es altamente probable que solo tengan un mes de nacidos.

“¿Cómo pudieron arrebatar a esos ositos del lado de su madre, ella debe estar desesperada buscándolos. Es tan triste”, comentó un internauta consternado.

Las investigaciones en torno a este misterioso caso continúan y, por su parte, Williams se encuentra feliz de que los cachorros estén a salvo y espera que puedan reunirse con su amada madre en algún momento.

“¿Quién se los quitó a su madre? Si ella los hubiera visto entrar en mi patio, yo habría sido una comida feliz”, comentó Williams.

Es lamentable que estos hermosos cachorros hayan sido raptados y, al abrir sus ojos, lo primero que vean no sea su amada madre que tanto los necesita y debe tener su corazón roto a causa de su ausencia.

Confiamos en que las autoridades lleguen al fondo de todo y que los responsables paguen por lo que hicieron.

Ningún animal debería ser apartado de su madre ni de su hábitat natural, es compromiso de todos alzar la voz para defender sus derechos. Comparte este rescate.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!