Quiso hacer su acto del día rescatando a un «hámster», pero descubrió que no era lo que parecía

Por suerte para todos, aún existen personas en este mundo dispuestas a ayudar a los animales que se encuentran desamparados, incluso si se tratan de animalitos tan pequeños como lo puede ser un ave o un ratoncito. Sin embargo, también es cierto que hay ocasiones en las que se puede llegar a llevar una sorpresa por hacerlo.

Esto es justamente lo que le sucedió a Sanna Drogset Borstad, una ciudadana noruega que trabaja como periodista.

Sanna tenía una tarea poco común que involucraba a este pequeño roedor

Durante un día normal como cualquier otro, Joisten Hansen, uno de los editores, le dio una tarea a Sanna muy fuera de lo común a través de un correo electrónico, donde le decía que necesitaba de su apoyo para ubicar al dueño de una mascota que se encontraba extraviada.

Sucede que como todos los días Joisten llevaba a su pequeña hija a la escuela, de pronto notó que un hámster corría entre la nieve. Al instante fue tras él y logró atraparlo antes de que algo malo le pasara, acomodándolo dentro de la guantera de su coche para que nada le sucediera, ya que era el lugar más seguro para él.

Todo parecía apuntar a que el «hámster» se encontraría con sus dueños pronto

A pesar de que Sanna no estaba muy feliz por el trabajo que le habían encomendado, decidió seguir adelante. Al llegar, Joisten le comentó a Sanna que su hija tenía un hámster al que amaba y cuidaba, por lo que sabía lo importante que estas mascotas son para las personas que las adoptan.

Después de escucharlo atentamente, Sanna comprendió cuál era el sentimiento de Joinsten, y se dio cuenta de que era muy probable que haya escapado de su dueño sin querer, y que tal vez este lo estaría buscando desesperadamente. Es por eso que Joisten siendo padre hizo lo imposible por atraparlo, pues no quería que ningún niño estuviera triste por haberlo perdido, ni que se hiciera daño.

Rápidamente, Sanna se dirigió a una tienda de mascotas cercana

Al llegar allí les contaron a los encargados lo que había ocurrido, esperando saber si alguien había preguntado por el pequeño e inofensivo hamster, y su respuesta los impresionó.

Al parecer este pequeño no era un hamster en realidad, sino un Lemming de Noruega, una especie de roedor salvaje muy común en la zona.

En la tienda se enteró de la realidad del roedor

En este punto Joisten no sabía qué decir, sintiéndose muy apenado después de haberse enterado de que no era un hámster y todo el discurso que le dio a Sanna para salvarlo, pero el empleado de la tienda lo calmó explicándole que no era su culpa, ya que la mayoría de las personas no lograban notar diferencia alguna a causa de su enorme parecido.

Los Lemming son unos roedores salvajes de la región

Después de que Sanna se enteró de esto, sintió una gran necesidad de liberarlo, por lo que ambos fueron a un sitio seguro y observaron como se iba en paz.

Así que finalmente pusieron en libertad al animalito

Sanna Drogset Børstad

A pesar de haber sido un malentendido, ninguno de los dos olvidarán esta increíble experiencia en la que realmente querían poner a salvo a un animal, y seguramente se repetirá cientos de veces más con otros animalitos que sí necesiten de un super héroe que los rescate.

¡Comparte esta historia con otras personas para motivarlos a ayudar a cualquier animalito que necesite de ayuda!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!