Husky se niega a bajarse del auto y su método para huir de su dueña divierte a miles de personas

Manson es un adorable husky siberiano que se convirtió en el divertido protagonista de un video viral, sólo por querer huir de su dueña. Como digno representante de esta raza, que tiene su fama bien ganada por ser divertidos, alocados y ocurrentes, el perro no decepciona con sus travesuras.

La escena ocurrió en Estados Unidos. La dueña de Manson fue con su mascota y con su hijo de compras y cuando regresaron a casa y se dispuso a bajar a su perro, nunca se imaginó que él le montaría una de sus acostumbradas escenas.

Manson el Husky

Al parecer Manson es de los que aman ir de paseo en auto y cuando llega el momento de subirse a él es uno de los primeros, pero la idea de bajarse no le agrada en lo más mínimo. Cuando su dueña va a buscarlo para llevárselo consigo, la podemos escuchar decir:

“Ok, Manson, esta es la tercera ronda, voy por ti”.

Manson el Husky

El perro tenía a su dueña dando vueltas alrededor del auto, dispuesto a no bajarse. Esto nos hace pensar que cuando inicia el video viral, ya la mascota había tomado el pelo a su propietaria al menos unas tres veces; mientras el niño, sentado en su sillita, no puede parar de reír encantado con la situación.

Por fortuna para Manson, su dueña se tomó con demasiado buen humor su terquedad, en especial porque la tuvo alrededor de 20 minutos dando vueltas en torno al auto y caminando de un extremo a otro, ¡eso se llama tener paciencia!

Manson el Husky

En dos oportunidades la dueña de Manson casi consigue atraparlo, pero el perro se mueve de lugar en el último segundo, a lo cual ella sólo se echa a reír y lo llama, como si realmente estuviera enfadada. Entre risas, el niño le pregunta: “¿Qué está pensando Manson?”

Y ella le responde, risueña: “Debe estar pensando que no quiere bajarse del auto, y que no le importa cuántas veces tenga que cambiarse de asiento para permanecer dentro”. Incluso la dueña le dice que no puede permanecer por más tiempo dentro del vehículo, pues podría sofocarse.

Manson el Husky

Youtube

Cuando finalmente el perro es capturado, mira a su dueña con una expresión muy singular y ella le pide que no la mire de esa manera, que le guste o no, debe entrar en la casa. Luego de veinte minutos de persecución, el perro se deja convencer y obedece.

Comparte este divertido video con tus amigos en las redes sociales.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!