Iban a sacrificar a un perrito de 9 años con cáncer abandonado por sus dueños, pero todo cambió

Para todo amante de los animales los perritos son esos adorables seres que llegan a nuestra vida para hacerla aún más especial. Muchos de ellos tienen la dicha de disfrutar de un verdadero hogar al lado de personas que los aman incondicionalmente.

Sin embargo, otros deben enfrentar cambios bruscos al ser abandonados en refugios o intentar sobrevivir con las miserias de la calle. Casper, es un adorable peludito que fue abandonado por su dueño en un refugio en California.

Casper es un perrito mayor de 9 años.

El estado de salud de Casper era muy delicado, en los últimos meses tuvo múltiples  crecimientos de pequeños tumores cancerosos, un diente roto, infección en uno de sus oídos, y muchas otras dolencias que le causaban un terrible dolor.

Para evitarle más sufrimiento el refugio que lo acogió pidió ayuda a centros de rescates locales enviándoles un correo indicándoles que de no recibir la ayuda necesaria  lamentablemente el perrito sería sacrificado.

Solo dieron 24 horas para que los otros centros de rescate pudieran decidir y hacer algo.

Por suerte, voluntarios del Grupo de rescate de perros Labradors y Friends llegaron para salvarlo, sin perder más tiempo lo llevaron a un veterinario donde comenzó un largo tratamiento.

Lo primero que hicieron fue extraerle la mayoría de los pequeños bultos y el diente roto. Fue necesario suministrarle múltiples antibióticos para ayudarlo a combatir las infecciones.

Una familia de acogida se hizo cargo de Casper durante el tratamiento.

El perrito tuvo una dieta especial para ayudarlo a ganar peso, varias veces visitó al veterinario para erradicar por completo todos los bultos.

Cada vez las facturas eran muy elevadas, por lo que decidieron pedirle ayuda a GreaterGood quien realizó varias donaciones para cubrir los gastos. Muchos civiles amantes de los perritos también colaboraron para que Casper recibiera toda la atención que merecía.

Casper se ganó el amor de su familia de acogida, fue un fracaso adoptivo.

El perrito fue recuperando energía y cada día se mostraba más alegre y dinámico, le encanta hacer caminatas cortas con su hermana canina, ama tanto a su nueva familia que aprovecha cualquier oportunidad para cubrirla con besos y enérgicos movimientos de cola.

Sin duda, Casper ha encontrado una familia que entiende todo su proceso médico y ha estado ahí para apoyarlo en todo momento, sus días están colmados del más puro amor.

Casper disfruta tomar siestas tomando el sol.

El equipo de rescate agradeció a todas las personas que realizaron donaciones e hicieron posible que el estado de salud de Casper mejorara al cien por ciento.

Gracias a todos por darle los mejores años dorados a un perrito que padeció tanto. Aún quedan muchos perritos mayores en los refugios pasando días grises. Anímate a llenar su vida de colores y adopta algún peludito adulto.

Comparte esta emotiva historia en tus redes para que todos conozcan al perrito que ganó la gran batalla contra el cáncer y encontró una familia que lo llena de amor antes de pasar el arcoíris a otra vida.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!