Improvisa una «cesárea» de emergencia tras descubrir que una gata atropellada estaba embarazada

Hay ángeles en la tierra disfrazados de seres humanos que siempre están dispuestos a ayudar, especialmente a los más necesitados, tal como lo hizo Vakkattveettil Haridas, un hombre de 36 años, de Mathilakam Thrippekkulam, cerca de Kodungallur, en la India.

Enlaces patrocinados

Este buen hombre trabajador de Kerala, notó que algo no estaba bien mientras pasaba por la carretera de Anchamparathi un viernes en la noche y se encontró con un gatito tirado en la vía.

De inmediato, Haridas detuvo su motocicleta para socorrer al pobre animalito que aparentemente había sido atropellado por un vehículo a alta velocidad.

Tras ver que el cuerpo del desafortunado animalito estaba sin vida no quiso dejarlo ahí y lo tomó para sacarlo del medio de la vía y moverlo a un lado de la carretera donde podría incluso enterrarlo provisionalmente.

Pero lo que nunca se imaginó Vakkattveettil era que al levantar el cuerpo descubriría que se trataba de una gatita que pronto hubiese dado a luz a una camada de gatitos. El triste accidente acababa de suceder porque este buen hombre pudo sentir varios latidos con la palma de su mano… ¡Tenía que actuar rápido!

Aunque Vakkattveettil no tenía conocimiento alguno sobre cómo hacer una cesárea no dudó en buscar la manera de salvar la vida de los pequeños gatitos que aún estaban con vida en el vientre de su madre fallecida.

Enlaces patrocinados

Se apresuró a comprar una cuchilla en una tienda que, por suerte estaba al borde de la carretera y realizó la “cirugía” para rescatar a los cuatro gatitos del útero de su madre.

No contaba con nada más que con su buena intención y su valentía para sacar adelante a las crías y eliminar el líquido amniótico de las narices de los gatitos, así que se dispuso a succionarlo físicamente.

Es muy lamentable que el conductor que atropelló a esta gatita se haya dado a la fuga y la haya dejado tirada en la calle como si se tratara de un objeto inservible.

Enlaces patrocinados

Por suerte Vakkattveettil, obrero de una mina de carbón, apareció en el momento justo para cambiar el destino de estos cuatro gatitos, quienes gracias a este buen hombre encontraron una nueva oportunidad para vivir.

Sin conocimientos veterinarios, usando una hoja de cortar y su propia boca Vakkattveettil salvó a la camada de gatitos quienes nacieron completamente sanos.

Vakkattveetti se hizo cargo de los gatitos tras llevarlos a su casa para cuidarlos y asegurarse de que crezcan sanos y que no les falte nada.

Enlaces patrocinados

No dejes de compartir esta emotiva historia, aunque Vakkattveettil es un hombre que viene de una familia de escasos recursos económicos, sin lugar a dudas tiene mucha riqueza de alma.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!