Intentó escaparse una y otra vez del refugio hasta que alguien se conmovió al ver sus acrobacias

Frankie es un perrito que se ganó el corazón de todos en las redes gracias a su peculiar talento para trepar y comportarse como todo un Houdini. Sin embargo, su pasado fue muy difícil y tras sus curiosos intentos de saltar la reja del refugio sólo había un verdadero afán de conseguir un hogar definitivo.

Frankie fue rescatado en la ciudad de Fort Worth, en Texas.

Este dulce perrito mestizo de pitbull fue encontrado por los rescatistas de The Humane Society. Pensaron que no se encontraba en tan mala forma para ser un perrito de la calle, pero cuando vieron su collar descubrieron algo muy alarmante. Parece que había tenido familia y lo habían dejado en la calle.

Frankie fue rescatado con un año y medio de edad.

Sus antiguos dueños le habían dado un collar demasiado pequeño para él. Le estaba apretando tanto que ya había comenzado a causar serias heridas en su piel. Por suerte, Frankie demostró ser un perrito sumamente fuerte y en cuestión de días ya se encontraba fuerte y dispuesto a jugar con cualquiera que se topara en su camino.

Frankie tuvo que ser operado de emergencia por las heridas en su cuello.

Los días en el refugio, por otro lado, fueron muy difíciles. Todos esperaban que este dulce perro fuese adoptado en cuestión de días, pero no fue así. Tuvo que ver desde su jaula cómo muchos de sus compañeros eran liberados para ir a un nuevo hogar pero nunca parecía llegar su momento. Fue entonces cuando Frankie comenzó a mostrar sus habilidades de acróbata.

«Parecía un poco asustado, pero no paraba de batir su cola»

En varias ocasiones logró escaparse y hasta se las ingenió para trepar hasta la parte superior de la reja del refugio. Una voluntaria capturó uno de los curiosos momentos en que Frankie demostraba sus ganas de irse de allí y no tardó en volverse viral.

Por suerte, el personal siempre se daba cuenta de lo sucedido y lo ayudaban a bajar sano y salvo.

Su plan de escape no había resultado del todo exitoso, pero tras ver las fotografías una familia se conmovió y decidió abrirle las puertas de su casa. Se trataba de un amoroso joven con una gran vocación por ayudar a los animales. En cuanto Frankie lo conoció se pudo comprobar que tenían mucha química y el adorable perrito no paraba de darle besos en señal de agradecimiento.

“Miren lo feliz que se ve Frankie al conocer a su nuevo papá”.

Ahora, este dulce perrito podrá disfrutar finalmente de una familia que no lo dejará atado ni olvidado. Esperamos que pueda dejar atrás los difíciles días de su pasado.

Comparte esta nota para celebrar la nueva vida del amoroso Frankie.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!