Irrumpe en una casa en la noche sin permiso sólo para salvar a una perrita que suplicaba ayuda

Posiblemente has escuchado hablar de Tavo Betancourt, un joven mexicano que pertenece al equipo de Badabun.

Él se ha vuelto muy popular en las redes sociales, precisamente por los numerosos casos de perritos rescatados en los que ha participado.

La gente del equipo de Patitas al Rescate supo de la situación de esta perrita por una denuncia

En esta oportunidad, el joven tuvo que transgredir algunas normas con el simple propósito de ver a una perrita fuera de una situación bastante complicada. Todo comenzó cuando Tavo recibió la denuncia del caso de la cachorra.

El animalito estaba atado a una piedra con una pesada cadena.

Ella estaba considerablemente desnutrida, empezaban a manifestarse en ella problemas de sarna y quién sabe qué otros asuntos podían estar perjudicando su salud.

A simple vista la perrita no lucía nada bien y Tavo no dudó en dirigirse hasta el lugar donde se encontraba el animalito para hablar con la persona responsable y plantearle la posibilidad de que le permitiera llevarse consigo a la cachorra y así ofrecerle una vida mejor.

Mira en este video toda la aventura de Tavo junto a una perrita llamada Maya

El equipo de Patitas al Rescate llegó al lugar y de inmediato vieron con sus propios ojos que las fotografías que ilustraban la realidad de la perrita no exageraban. Tavo comenzó a llamar, sin éxito. Al parecer no había nadie en la casa.

Luego de algunos minutos salió al encuentro del joven una señora que quiso saber qué quería el chico. Tavo le explicó que deseaba saber de quién era el cachorro y no perdió la oportunidad de señalarle que la mascota se encontraba en muy malas condiciones.

Tavo tuvo que violar la cerca de la casa para rescatar al perrito

La mujer argumentó que el perrito era de su nieto, que era la única diversión que el chiquillo tenía y que era no podía privar al niño de su mascota. Tavo insistió en que el animalito estaba desnutrido, aparentemente tenía sarna y que no estaba recibiendo los cuidados adecuados.

Él propuso llevarse al perrito, pero la mujer comenzó a ofuscarse y le dijo que solo por la cifra de 3.000 pesos iba a darle al cachorro. Tavo entendió que no conseguiría nada y decidió marcharse, con la promesa de que volvería para ayudar al chiquillo.

El joven se dispuso a hacer algo que no lo hacía del todo feliz: ingresar en la propiedad durante la noche y robar al perrito.

Sabía que estaba muy mal violar los derechos de una propiedad, pero peor aún era saber que el cachorro, en solo meses, estaría mucho peor de lo que se encontraba ahora.

La cachorra estaba verdaderamente hambrienta

Tavo logró colarse sin problemas en la casa, el perrito estuvo feliz de verlo y, sin hacer ruido, en solo minutos ya estaba fuera de la propiedad llevando consigo a la perrita.

De allí, todo comenzó a mejorar para el animalito y Tavo no perdió oportunidad de pedir perdón por su acción, asegurando que lo volvería a hacer.

La perrita empezó a recibir atenciones de inmediato. No solo fue alimentada, también fue llevada al veterinario. Allí fue diagnosticada con sarna, parásitos internos y externos y una irritación en los ojos.

En solo unas semanas la perrita, a la que llamaron Maya, se puso mucho mejor. Tavo se encargó de encontrarle el hogar perfecto a esta mascota, que además se convirtió en el primer perrito de un niño sumamente amoroso.

Ahora Maya está en manos de una familia muy diferente

Una nueva misión exitosa de Patitas al Rescate, aunque en esta oportunidad fue necesario ir un poco más allá por el bienestar de una mascota. Si te gustó esta historia, no dudes en compartirla.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!