A su corta edad vende helados en la playa para poder comer y su perro jamás se separa de él

Los niños deben vivir una infancia acorde a su edad y cumplir con su proceso de desarrollo, pero lamentablemente algunos tienen que enfrentarse a duras adversidades a muy corta edad, en algunos casos hasta deben trabajar para ayudar con los gastos de su familia. 

Tristemente, hay muchas historias a lo largo y ancho del mundo que nos muestran a niños que como Jason trabajan para ayudar a llevar el sustento a su hogar, es una realidad que no podemos ocultar.

La vida de Jason quizás no esté llena de riquezas, pero es un ser inocente que sabe cómo regalar amor y sonrisas, este pequeño vende helados en una playa de la costa de Perú junto con su amada mascota que siempre lo acompaña.

Son muchas las personas que se lo han encontrado y han conocido su nobleza de alma, y la usuaria de Facebook MAPI.Photo es una de ellas.

Ella reconoce que al principio le dio mucho sentimiento verlo trabajar, e inmediatamente se dio cuenta de que este niño no estaba trabajando solo, tenía una encantadora compañía, un adorable y fiel amigo peludo que se mantenía a su lado.

“Jason es un niño de 6 años aproximadamente, que vende helado en Yacila. Cuando lo vi al principio me causó un poco de tristeza porque yo cuando tenía su edad estaba jugando en mi casa”.

Cuando le preguntó al Jason sobre su amigo peludo, el pequeño le respondió que siempre estaban juntos durante cada día de trabajo.

“La tristeza se me fue pasando cuando vi que lo acompañaba su perro, el cual se llama Rambo, que literalmente seguía a su dueño a todas partes, lo acompañaba a vender a todos lados”.

Las emotivas imágenes nos muestran a un niño muy feliz a pesar de todo lo que hay detrás de una jornada laboral para un ser tan pequeño, afortunadamente cuenta con Rambo, su amado perro que lo apoya y anima a estar siempre sonriendo.

Jason está agradecido con la compañía de su amigo de cuatro patas porque sin importar cuan millonario o pobre sea, siempre estará con él.

Las fotografías recibieron comentarios muy emotivos de los cibernautas que expresaron su admiración y cariño al pequeño Jason y al noble Rambo.

Muchas personas se inspiraron en esta historia y realizaron ilustraciones en homenaje al niño, a su trabajo y a su compañía. Realmente este pequeño es un gran guerreo de la vida con un maravilloso amigo que por siempre le será leal y solidario.

No es necesario conocer personalmente a Jason para saber que no se rinde ante las adversidades y se esfuerza cada día con mucha responsabilidad para llevar el pan a la mesa de su casa.

Lo ideal sería que este pequeño estuviera en clases, y el resto del tiempo libre lo usara para jugar sin tener responsabilidad alguna sobre el sustento de su familia.

Pero lamentablemente, las condiciones de vida no son favorables por ahora para este pequeño. Esperamos que siempre mantenga la fe y la esperanza de que el destino puede cambiar con su actitud y honradez mientras lucha por su alcanzar sus sueños.

Deseamos que alguien valore sus enormes ganas de seguir adelante, apostamos que la vida le premiará. Comparte la linda y especial amistad que existe entre este gran niño y su amado perro.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!