Finalmente recibe el perrito que tanto anhelaba para que lo acompañara a luchar por su vida

Nuestros adorables amigos peludos son seres muy especiales, realmente son ángeles en la tierra capaces transmitir el más puro amor, ayudando a quien más lo necesite, especialmente aquellos que luchan contra una enfermedad.

Johnny Martin, es un niño de 13 años, sobreviviente de cáncer que soñaba con tener un perro que lo ayudara durante un año de tratamiento. Finalmente, su más anhelado deseo se hizo realidad, cuando al salir del hospital recibió a su propio cachorro raza Corgi.

Johnny soñaba con tener un perrito mientras miraba un parque para canes a través de la ventana de su sala de tratamiento en el Hospital de Niños Lurie en Chicago.

Este pequeño guerrero sufría un extraño cáncer de células blandas y un amigo peludo era la compañía que más deseaba en su tratamiento de quimioterapia durante cinco días a la semana por un año.

Un día al salir del hospital Johnny fue sorprendido con un hermoso cachorro blanco y negro.

Las imágenes muestran el emotivo momento cuando Johnny recibió a su nuevo amigo peludo, quien lamió su cara mostrando su más sincera aprobación.

Por fin Johnny ya tenía la mascota que lo apoyaría en el agotador tratamiento que tenía que soportar.

Jessica King, la trabajadora social de Lurie, dijo que tras conocer el deseo de Johnny tenían que hacer realidad el sueño del pequeño.

“Era de lo único que él quería hablar, así que sabíamos que teníamos que ponernos en contacto con una organización que pudiera cumplir su deseo».

Jessica contactó a la «Little Wish Foundation», una organización destinada a apoyar con adorables cachorros a quienes luchan contra enfermedades.

La fundadora de «Little Wish Foundation», Liz Niemic explicó que ella creó la fundación a sus 16 años y en honor a su amigo Max, quien luchó contra el cáncer de riñón.

“Antes de que Max falleciera, su último deseo era conseguir un cachorro. Nunca olvidé la gran diferencia y el impacto que tuvo en su vida».

Johnny sufrió un cáncer tan extraño que el hospital solo había tratado un caso anteriormente.

El pequeño guerrero fue sometido a una operación de 26 horas para eliminar todos los tumores que crecían en la cavidad torácica.

¡Su recuperación ha sido satisfactoria!

Afortunadamente Johnny fue declarado libre de cáncer en septiembre, sin embargo, continúa recibiendo quimioterapia para asegurarse de que sus tumores no regresen.

Pero ahora cumple su tratamiento en compañía de su amado y fiel amigo peludo.

Son muchos y extraordinarios los beneficios que nuestros amigos peludos nos ofrecen. Comparte esta emotiva historia, realmente ellos son seres de luz que iluminan nuestra vida.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!